Alimentos para combatir la influenza

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

____________________________

La temporada invernal generalmente se caracteriza por la proliferación de las enfermedades respiratorias, desgraciadamente estos casi dos últimos años tenemos la pandemia de Covid-19 que no nos ha dejado, pero recordemos que también existen patologías, y la influenza en esta temporada incrementa. Es por ello que mencionaremos qué tipos de alimentos nos pueden ayudar a combatir la influenza.

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa que infecta la nariz, la garganta y en algunos casos los pulmones, causando enfermedad leve o grave y en ocasiones hasta la muerte.

También me gustaría mencionarles algunos síntomas claves para sospechar de algún caso de influenza: fiebre, tos, dolor de garganta, secreciones o congestión nasal, dolores musculares, y fatiga (cansancio). Algunas personas pueden experimentar vómitos y diarreas, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.


Las personas con mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones son las embarazadas, los menores de 59 meses, los ancianos y los pacientes con enfermedades crónicas cardiacas, pulmonares, renales, metabólicas, del desarrollo neurológico, hepáticas o hematológicas, o inmunodepresión como VIH/sida, quimioterapia, corticoterapia o neoplasias malignas.


La mayoría de los expertos consideran que los virus de la influenza se transmiten principalmente a través de las pequeñas gotas que se producen cuando las personas con influenza tosen, estornudan o hablan. Estas gotitas pueden caer en la boca o en la nariz de las personas que se encuentran cerca.


Durante esta enfermedad es importante aumentar la ingestión de calorías y líquidos para ayudar al organismo a combatir el virus, manteniendo el cuerpo hidratado.


Los alimentos que debemos incluir en la dieta para mejorar son:


Caldo de pollo: Tomar el caldo de pollo ayuda a aminorar las secreciones y a expectorar más fácilmente, ya que el vapor de este alimento ayuda a descongestionar la nariz, además, es excelente opción para este tipo de enfermedades respiratoria debido a que contienen vitamina A,C y E, proteínas de alto valor biológico, las cuales en conjunto ayudan al organismo a mejorar el sistema inmunológico, a hidratar y con esto mejoramos la fiebre.


Los tés de hierbas naturales: Manzanilla, menta, eucalipto, ginseng y canela son excelentes opciones para aminorar el malestar causado por la influenza. Estas no solo mantienen hidratado al organismo, sino que también poseen una gran carga de vitaminas y minerales que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Otra muy buena estrategia es añadir al té miel o propóleo, debido a que ayuda a mantener lubricada la garganta, disminuye la irritación e inflamación y ayuda a mejorar la tos seca.


Consumo de yogurt o bebidas lácteas fermentadas: La ingesta de estas bebidas nos brinda probióticos como lactobacilos, bifidobacterias, que ayudan a mejorar la flora intestinal y fortalece el sistema inmunológico, al activar las células del organismo.


Frutas y verduras: Brindan una buena cantidad de agua, fibras y vitaminas C, A y zinc, haciendo que el cuerpo consiga reaccionar mejor al virus aumentando las defensas del organismo. Las más indicadas son las frutas cítricas por su elevado contenido en vitamina C, como las fresas, las piñas y las naranjas, mandarinas, y guayabas, etc.


Condimentos: El ajo, la mostaza y la pimienta son útiles para descongestionar la nariz, pues ayudan a disolver el catarro y las flemas. Además, ayudan a disminuir la fiebre y aliviar los dolores en el cuerpo. Otros condimentos que también pueden combatir los síntomas del resfriado, la gripe o la influenza son el romero, el orégano y la albahaca.


Proteínas magras: Carnes bajas en grasa como pollo, filetes de cazón, róbalo, sierra, salmón, atún, bistec de res magro, todos estos son una excelente fuente de proteínas para ayudar a recuperar el organismo.
Incluye estos alimentos para mejorar tu salud y la de tu familia, recuerda que el mejor método para prevenir complicaciones causados por la influenza es que te vacunes, así que asiste a tu centro de salud más cercano para recibir la vacuna en esta temporada invernal.


Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

https://www.facebook.com/Equilibrato/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *