Constructora vendió casas en mal estado en Chilpancingo, 12 podrían colapsar


Carlos Navarrete Romero

Chilpancingo, Gro. 09-Noviembre-2019

Vecinos del fraccionamiento La Cumbre II, en Chilpancingo, denunciaron que la empresa Copreval les entregó viviendas mal construidas y al menos 12 de éstas corren el riesgo de colapsar, situación que pone en peligro la integridad de sus familias.

Este sábado en un recorrido que se realizó en el fraccionamiento, se constató que varias de las viviendas que ya fueron  vendidas por la constructora tienen cuarteaduras en sus paredes, otras más comienzan a hundirse y algunas muestran huellas de humedad.

En la mayoría de las viviendas del fraccionamiento hay grietas que inician en el techo y terminan en el suelo.

De acuerdo con los vecinos, son en total 160 casas, de las que el 80 por ciento están habitadas. Comentaron que las primeras fueron entregadas en 2017, pero a los pocos meses comenzaron a sufrir desperfectos.

Explicaron que el principal problema es la estructura de los inmuebles, pues fueron construidos con material de baja calidad, lo que ha generado grietas en paredes, techo y suelo. También refirieron que a la mayoría se les filtra el agua, presentan fugas, tuberías tapadas y fallas en las instalaciones eléctricas.

Incluso comentaron que una de las viviendas se incendió por las malas condiciones del cableado, razón por la que la empresa tuvo que asumir los costos de la rehabilitación y reparación  del inmueble.

Las viviendas que se encuentran en la orilla del fraccionamiento no cuentan con un muro de contención y son las que podrían colapsar.

Los inconformes recordaron que el precio de las viviendas es de aproximadamente 790 mil pesos, y fueron adquiridas a través de créditos Fovissste.

Durante el recorrido se observó que las calles principales del fraccionamiento sufren hundimientos, lo mismo que  12 casas que se encuentran en las orillas del asentamiento, provocado fracturas en prácticamente toda su estructura, situación que genera temor en las familias que las habitan por el riesgo de que colapsen.

En algunas casas hay muros que comienzan a desprenderse porque el suelo se está hundiendo.

Los vecinos denunciaron que la empresa constructora, de la que el representante legal es Dionisio Vendrel García, solo hace reparaciones temporales que no han servido para evitar que el daño en sus viviendas continúe.

Incluso mencionaron que  una casa que se ubica sobre la barranca Las Calaveras y que presentaba un hueco en su cimiento, sólo fue rellenada con llantas usadas.

Todas esas deficiencias hacen creer a los vecinos que la zona en la que fue construido el fraccionamiento es de alto riesgo o no habitable, por lo que no descartan que la empresa, en complicidad con el gobierno de Chilpancingo en sus pasadas administraciones, haya incurrido en irregularidades para obtener todos los permisos que requería para trabajar.

Ante esta situación solicitaron la intervención del gobierno capitalino y del Fovissste, para que realicen un estudio del suelo y determinen si la zona es o no habitable.

En caso de que las autoridades determinen que el lugar no representa ningún riesgo, piden que la empresa se haga responsable de la rehabilitación de todas las viviendas que tienen deficiencias; pero si se concluye que no pueden habitar en ese lugar, demandarán que le reintegren sus créditos para adquirir un inmueble en otra zona de la ciudad.

También pidieron que la empresa pare sus labores hasta que se conozca la situación del suelo, pues sigue construyendo casas y departamentos en el fraccionamiento, además llamaron a la población a que eviten comprar en ese lugar o con la misma constructora.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email