Son casos aislados, las denuncias de acoso y hostigamiento en la UAGro, dice Saldaña

Ángel Galeana/Chilpancingo

El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, consideró que los casos de acoso y hostigamiento sexual dentro de la Institución han sido hechos aislados, a pesar que solo el año pasado fueron destituidos 2 maestros por esas denuncias,  la propia encargada de la Unidad de Género exhibió acoso laboral, y existen casos recientes de denuncia contra docentes.  

Entrevistado la mañana de este jueves en las instalaciones de Rectoría, en Chilpancingo, Saldaña Almazán fue cuestionado sobre ¿qué ha faltado en la Universidad para inhibir el acoso y el hostigamiento sexual?, a lo que el rector respondió: “Nosotros estamos trabajando, son casos aislados, la verdad, lo que se ha dado”.

El rector consideró que no hay una cifra negra de casos sin denunciar, argumentando que “cualquier cosa o detalle que sabemos lo abordamos”. Sin embargo, en la Universidad existen registros recientes de hechos en los que participaron maestros de la institución, los cuales se han documentado en este periódico digital.

El hecho más reciente ocurrió este miércoles 19 de febrero en la preparatoria número 10 de Iguala, la cual fue tomada por padres de familia tras presuntos actos de acoso y discriminación de parte de los maestros del taller de lectura y redacción y educación física.

Los padres de familia aseguraron que los maestros Aurelio Anaya y Fernando Flores cometieron actos indebidos en contra de alumnas de primer grado, y que a pesar de que ya se habían presentado las querellas a directivos de la escuela y en la Coordinación General de la Zona Norte de la UAGro, no hubo respuesta.

Los maestros acusados fueron separados del cargo para iniciárseles una investigación interna.

El 13  de agosto del año pasado, en este medio  se publicó el caso de la estudiante de la facultad de Historia, Anelís Visca Faustino, quien denunció que fue víctima de  acoso del maestro Enrique Corrales Miranda, con quien sostuvo una relación amorosa.

La Defensoría de los Derechos Humanos y Universitarios de la Universidad Autónoma de Guerrero solicitó medidas cautelares para la estudiante, mismas que fueron concedidas por la Facultad de Filosofía y Letras, en particular por la Academia de la Licenciatura en Historia, el 10 de julio de 2018, para que Corrales Miranda se abstuviera de tener una relación con la estudiante afectada y con cualquier otra de la institución.

En el caso se determinó que Corrales Miranda violó los reglamentos de la Universidad al involucrarse con una estudiante cuando existía entre ellos una relación docente-alumna, por lo que “ejercía directa o indirectamente una figura de autoridad para con la quejosa” por lo que recomendó que se iniciara un procedimiento interno contra el profesor por vulneraciones en contra de la alumna.

El caso no llegó al Congreso Universitario para discutir la destitución del docente.

El 10 de octubre pasado, la cooperativa feminista Las Revueltas hizo un llamado de resistencia a las estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero para erradicar la violencia de género en la institución.

Anunció la campaña “Yo sí te creo” dentro de la Universidad, llamado que se basaba en un registro de violencia de género dentro de la institución para que las autoridades implementaran un protocolo de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia.

El colectivo presentó el caso de la alumna Anelís Visca Faustino para ejemplificar los hechos de abuso dentro de la UAGro.

El 5 de septiembre del 2019, la directora de la Unidad de Género de la UAGro y docente de la Escuela Superior de Artes, Olivia Álvarez Montalván, denunció que fue víctima de violencia de género e institucional de parte del director de dicho plantel, Sergio Puentes Cisneros.

“Publicó un documento personal y privado en un grupo de Whatsapp, él está haciendo mal uso de documentos personales, no tenía por qué exhibirme de esa manera”, fue parte de lo que denunció la académica.

Incluso, dijo que temía por su vida y la de su familia a raíz del conflicto con Puentes Cisneros. “Qué están esperando para actuar? ¿Esperan a que este señor me pegue? Yo temo por mi vida y por la de mis hijos, porque es un señor muy violento, y lo responsabilizó a él de lo que pueda pasarnos”.

En julio  del 2019 ocurrió otro hecho que involucró a quien fuera director del coro académico de la UAGro, José Trinidad Memije Román.  El docente había sido reportado como desaparecido por su familia el 13 de julio, sin embargo, el 16 de ese mismo mes la Fiscalía General del Estado confirmó que estaba detenido y bajo custodia ministerial.

Aunque la Fiscalía no reveló el motivo de la detención, de manera extraoficial se señaló que Trinidad Memije había sido detenido por elementos de la policía comunitaria que tenía su retén en las inmediaciones de la entrada a la comunidad de Petaquillas- conocida zona de hoteles de paso de la ciudad- por llevar a una menor de edad en la cajuela de su vehículo.

En 2019 el Consejo Universitario destituyó a tres maestros por cometer abusos en contra de alumnos de preparatoria en municipios de Acapulco, Iguala y Tecoanapa; en dos casos fueron temas de acoso en contra de alumnas.

En marzo fueron dados de baja los maestros Marco “N” de la preparatoria número 10 de Iguala, acusado de hostigamiento y acoso sexual, y Godofredo “N” de la preparatoria 27 en Acapulco, quien fue responsabilizado de actos de corrupción como cobros de exámenes, guías de estudios y venta de calificaciones.

 La tripleta de maestros expulsados la completó un docente de la preparatoria número 15 en el municipio de Tecoanapa,  a quien el 25 de noviembre padres de familia lo denunciaron por acoso en contra de alumnas.

El rector Saldaña Almazán dijo en la entrevista de este jueves que su postura sobre el reciente caso de la preparatoria 10 de Iguala es que se aplique le ley en contra de los maestros que cometen abusos dentro de la institución.

“Ese profesor, si está documentado, se tiene que, obviamente dárseles todas las posibilidades para que se defienda pero, si es culpable, en el próximo consejo Universitario lo estaremos expulsando”, indicó.

El rector ha hecho diversos llamados a maestros para que respeten a los alumnos, y a los estudiantes para que presenten sus denuncias, sin embargo, aún no se aprueba un protocolo dentro de la Universidad sobre equidad de género e igualdad, el cual, dijo el rector,  se espera que se vote en el próximo Consejo Académico.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *