Agua, un elemento olvidado de nuestra salud

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

________________

El agua es un elemento indispensable para la vida, basta con echar un vistazo a cómo se originaron las primeras civilizaciones, la gran mayoría siempre se asentaban cerca de los ríos, lagunas, manantiales e incluso, en los climas más extremos como en el desierto siempre había alguna fuente cercana de agua, ya que este elemento permitía hidratar a la civilización y utilizar el líquido para diversas funciones como la agricultura, ganadería, etc.

El agua es una sustancia compuesta por un átomo de oxígeno y dos de hidrógeno. En condiciones normales de presión y temperatura, se encuentra en estado líquido. Representa entre el 70 y el 90% del peso de los seres vivos del planeta.

Funciones del agua: el agua es un componente esencial de todos los tejidos corporales. Como solvente, pone a disposición muchos solutos para el funcionamiento celular y es el medio necesario para todas las reacciones. Asimismo, participa como sustrato en las reacciones metabólicas y como un componente estructural que confiere forma a las células. El agua es esencial para los procesos fisiológicos de la digestión, la absorción y la excreción. Representa un papel fundamental en la estructura y funcionamiento del sistema circulatorio y hace las veces de un medio de transporte para nutrientes y para todas las sustancias corporales.

El agua mantiene la constancia física y química de los líquidos intracelulares y extracelulares, y desempeña un papel directo en el mantenimiento de la temperatura corporal. Nos ayuda a mejorar la digestión, combatir el estreñimiento y mejorar la salud de los riñones.

El organismo no tiene provisión para almacenar agua; por tanto, la cantidad de agua que se pierde cada 24 horas debe de ser restituida para mantener la salud y la eficiencia del cuerpo. En promedio un consumo razonable de agua puede ser basado en el consumo calórico recomendado de 1ml/kcal para adultos y 1.5m/kcal para lactantes.

Esto se puede traducir en 35ml/kg de peso corporal habitual en adultos, 50 a 60 ml/kg en niños y 150ml/kg en los lactantes. En la mayor parte de
los casos, un requerimiento apropiado para los adultos es de 2.5 L al día. (Esto también puede depender de la edad, actividad física, si cursa con alguna patología, es por ello que lo ideal sea visitar a un nutriólogo para conocer nuestro consumo exacto de líquidos).

Desgraciadamente en México no estamos muy habituados al consumo de agua natural, es muy difícil competir con la industria de refrescos y jugos embotellados que poco a poco ha desplazado al vital líquido por bebidas azucaradas con colorantes y gasificadas.

En el consultorio Equilibrato, que un servidor coordina, la mayoría de los pacientes consumen muy poca agua natural, incluso, cuando revisamos a deportistas que podríamos pensar que tienen en teoría mejores hábitos no cumplen con el requerimiento adecuado de líquidos.

A pesar de que el agua no es considerada un nutrimiento porque no aporta calorías ni vitaminas, sí forma parte de una dieta saludable y es necesario incluir este vital líquido en nuestra dieta. No es imposible mejorar el consumo de agua natural en la población por eso les dejo estos pequeños tips para mejorar nuestro consumo de agua natural al día:

• Tomar agua fría. Eso ayuda a mejorar la aceptación del agua natural, si la tomamos a temperatura ambiente no es tan agradable cuando tenemos la sensación de calor o sed.
• Dale un toque de sabor al agua: podemos utilizar rodajas de frutas naturales y de temporada como naranja, limón, mandarina, fresas, blue berrys, o jamaica para que le den un sabor natural al agua, recordemos que las frutas también tienen agua ligada y a la hora de consumirlas también nos estaremos hidratando, además de que nos brindarán energía en forma de hidratos de carbono, vitaminas y minerales.
• Consumir 2 vasos de agua después de cada tiempo de comida te ayudará a tener aproximadamente 2 litros de agua al día.
• Haz ejercicio: al hacer ejercicio elevamos la temperatura corporal y eso ocasiona que sudemos y al sudar perdemos agua en nuestro cuerpo y eso activa un sensor de sed para que nos podamos hidratar, recuerda que lo ideal es hacerlo con agua.
• A donde vayas lleva un recipiente contigo para estar consumiendo agua constantemente, entre más cerca la tengas será más fácil que la tomes.
• Ponte alarmas o recordatorios para tomar agua.

No damos al agua la importancia vital que realmente tiene, muchas veces no pensamos en ella, por eso decimos que el agua es un elemento olvidado de nuestra salud. Ahora que ya sabes que es tan valiosa, cuídala y disfrútala al beberla.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *