Tiroides, un órgano esencial para nuestra salud

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

_____________________

La tiroides es un órgano situado en la parte frontal del cuello a la altura de las vertebras C5 y T1, justo debajo y por delante de la tráquea. Consta de dos lóbulos simétricos: el lóbulo derecho y el lóbulo izquierdo conectados por el istmo, la tiroides tiene la forma de una mariposa, de color gris rosada y los dos lóbulos asemejan las alas de una mariposa.

La tiroides puede llegar a pesar entre 15 y 30 gramos en un adulto sano, adheridas a la tiroides se sitúan cuatro pequeñas glándulas (dos de cada lóbulo) llamadas paratiroides, que son fundamentales en el metabolismo del calcio.

La tiroides recibe su nombre de la palabra griega “thyreoeides” que significa “escudo”, este nombre en relación a su morfología. Es importante mencionar que una glándula tiroidea sana no es posible palparla por su pequeño tamaño.

Este órgano tan pequeño cumple funciones vitales para nuestro cuerpo, por eso mencionamos que es un órgano esencial para nuestra salud porque participa en la producción de hormonas como la tiroxina conocida como (Tч) y triyodotironina conocida como (Tз) estas hormonas regulan el metabolismo basal, el crecimiento y ayudan a la correcta funcionalidad de los demás sistemas.

La hormona estimulante de la tiroides (TSH) actúa sobre todos los procesos que controlan la liberación y síntesis de la hormona tiroidea, también actúa aumentando la vascularización de la glándula.

Funciones de la tiroides:

Aumentan la termogénesis y el consumo de oxígeno, son necesarias para la síntesis de muchas proteínas; de ahí que sean esenciales en los periodos de crecimiento, para la producción de células de defensa y la organogénesis del sistema nervioso central.

Ayudan al metabolismo de los hidratos de carbono y de los lípidos. La (Tч) constituye el 93% de las hormonas metabólicamente activas y la (Tз) el 7%. Una de las funciones principales es que ayuda a todas las células del cuerpo a funcionar de forma correcta controlando el metabolismo, es decir, la velocidad a la que funcionan cada parte de nuestros órganos.

La cantidad adecuada de hormona tiroidea ayuda a mantener a un ritmo sano el cerebro, al corazón con una frecuencia cardiaca adecuada, garantiza una temperatura optima, un crecimiento adecuado, los niveles de colesterol, glucógeno y glucosa óptimos, ayuda a la absorción de la vitamina A, es fundamental para tener una buena memoria, influye en el peso corporal y el nivel de energía.

Cuidados en nuestra dieta

Conocemos que la tiroides utiliza un mineral llamado yodo para elaborar las hormonas: tiroxina (Tч) y triyodotironina (Tз), hormona estimulante de la tiroides (TSH) desgraciadamente nuestro cuerpo no puede producir yodo así que es necesario que sea ingerido a través de los alimentos, la cantidad de yodo necesaria para el organismo es de 40 a 200 microgramos diarios (NOM-038.SSA-2002, PARA LA PREVENCIÓN, TRATAMIENTO Y CONTROL DE LAS ENFERMEDADES POR DEFICIENCIA DE YODO).

Las dosis dependen del rango de edad, un adulto promedio necesita de 150 microgramos y una mujer embarazada 200 microgramos, es importante mencionar que como es un micronutrimento, es mucho más fácil poder cubrir los niveles ingiriendo alimentos ricos en yodo y también es mucho más fácil asimilar el micronutrimento de alimentos naturales como por ejemplo: el consumo de pescados (salmón, atún, sardina naturales), la leche, queso, yogurt, el huevo, camarones, ejotes, fresas, arándanos, rábanos, algas marinas, frijoles, papas, la sal de mesa regular, generalmente esta suplementada con yodo.

Existen algunos problemas de salud que se pueden deber a una carencia de este mineral, en regiones alejadas como en la zona de la Montaña es más probable encontrar algún caso de problemas de deficiencia de yodo porque en la región es más difícil encontrar alimentos ricos en yodo, pero esto no exenta a cualquier otra región ya que en ocasiones los problemas de tiroides pueden estar asociados a algún problema genético y la incidencia es bastante alta en nuestro país.

Podemos encontrar problemas en la población de hipotiroidismo (disminución del metabolismo), problemas de hipertiroidismo (aceleración del metabolismo), bocio, y existen diferentes tipos de hipotiroidismos en niños.

Es importante cuidar nuestra dieta para procurar tener un correcto funcionamiento de la tiroides y si eres diagnosticado con algún problema en tu tiroides lo ideal también sería llevar un tratamiento nutricional, visitar a un médico endocrinólogo y podrás mejorar considerablemente si eres atendido por un equipo multidisciplinario.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *