CNDH y ONU condenan agresión policiaca a familiares de desaparecidos en Guanajuato

Redacción/ Chilpancingo, Gro.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) condenó y exigió al gobierno de Guanajuato una respuesta por las agresiones que sufrieron los familiares de algunos desaparecidos en la capital.

La mañana de ayer, un grupo de manifestantes se reunió en la glorieta de Santa Fe para exigir que se agilicen las investigaciones y dar con el paradero de sus familiares.

Elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado intentaron retirarlos de la zona para que no entorpecieran el tráfico; sin embargo lo hicieron a empujones y jalones; además se llevaron a al menos cuatro mujeres y un miembro de la CNDH.

Tras ello, la Comisión Nacional condenó que se haya tratado así a las personas, por lo que pidió al gobierno de Guanajuato responder por los hechos y atender a las legítimas causas que se le reclaman.

De igual manera, la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió que se investigue el presunto abuso de la fuerza.

Ambos organismos demandaron la liberación inmediata de Gisela Verenice Olimpia Montoya, Carla Verónica Martínez Jiménez y Verónica Durán Lara, familiares de personas desaparecidas y la activista María del Carmen Ramírez, que aún permanecen detenidas.

También exigieron una investigación pronta y eficaz por la autoridad competente y se sancione a los responsables de estos hechos. Asimismo, pidieron que se brinde de inmediato atención de salud que requieran las personas lesionadas.

En atención a la petición de acompañamiento formulada por el colectivo “Sembrando Comunidad”, de Irapuato, Guanajuato, los Visitadores Adjuntos de la Primera Visitaduría de la CNDH, Jorge Francisco Rubio Salgado y Carmelo Solís Sánchez, adscritos al Programa Especial de Personas Desaparecidas, el día de ayer acudieron a esa ciudad, en donde establecieron contacto con los dirigentes de la organización.

A petición de los integrantes del colectivo, los Visitadores se trasladaron a la glorieta de Santa Fe, a unos metros de la caseta de cobro Guanajuato – Silao, en la capital del estado, en donde se encontraba un grupo de integrantes de diversos colectivos quienes estaban realizando posicionamientos y exigiendo respuestas en relación al problema que prevalece respecto al tema de desaparición forzada.

Durante el desarrollo de estos acontecimientos, los Visitadores de la CNDH constataron y documentaron que se trataba de una reunión pacífica, en la que se ejerció el derecho a la libertad de expresión.

Sin embargo, aproximadamente a las 09:00 horas, los Visitadores observaron un numeroso grupo de elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, quienes «de forma desproporcionada», sin mediar la aplicación de protocolo alguno y negándose de manera absoluta al diálogo con los manifestantes.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *