La leche materna, la primera vacuna y un alimento convertido en amor

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

______________________

La nutrición en las primeras etapas de la vida es crucial debido a que todo tiene un diseño especial, la leche materna está diseñada para alimentar y nutrir al bebé desde su nacimiento hasta por lo menos el año de vida; sin embargo, por diferentes cuestiones, la lactancia materna se ha dejado de practicar en varias partes del mundo y en nuestro país. Es de vital importancia conocer las virtudes de este gran alimento que no solo nos aporta los macro (Hidratos de carbono, lípidos y proteínas) y micronutrientes (Vitaminas y minerales) que necesitamos, nos ayuda a crear un vínculo con nuestra madre. 

La lactancia materna es una forma de alimentación que comienza en el nacimiento con leche producida en el seno materno. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señalan que la lactancia es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños a un bajo costo y con un gran valor nutrimental.

Es por ello necesario que, a la hora de planear los embarazos, también una vez pasada esa etapa de gestación, se pueda planear la etapa de lactancia materna en la cual el equipo multidisciplinario (Médico, nutriólogo, enfermera, psicólogo, trabajador social) que atiende a la madre debe de brindar esta información valiosa para que la madre se anime a brindar la lactancia materna.

Sin embargo, nos encontramos con diferentes escenarios, por ejemplo, el conflicto de interés, muchas empresas de sucedáneos de leche materna realizan convenios con el personal de salud o instituciones para promover sus productos, en ocasiones el personal de salud no tiene la preparación adecuada para recomendar a la madre la lactancia materna. Por cuestiones culturales y estereotipos la madre se niega a amantar a su bebé, al no tener toda la información de las bondades de la leche materna para el bebé y el factor protector que la madre tiene al amamantar limitan la toma de una decisión correcta.

¿Por qué es importante que el bebé tome leche materna? Una toma muy importante es la primera toma de leche materna que se conoce como calostro, el calostro se produce entre los primeros tres o cuatro días después del parto, es un fluido amarillento y espeso.

El calostro contiene unas 54 Kcal por cada 100 mililitros, 2,9 gramos por 100 mililitros de grasa, 5,7 gramos por cada 100 ml de lactosa y 2,3 gramos por cada 100 ml de proteínas (tres veces más proteínas que la leche madura).

Destaca también su alta concentración en IgA y lactoferrina (proteínas que ayudan al cuerpo a combatir infecciones), su contenido en linfocitos y macrófagos (100.000 / mm3), y su elevada cantidad de oligosacáridos (20 g/L), que proporciona al recién nacido una eficiente protección contra los gérmenes del medio ambiente. Entre las vitaminas liposolubles de alta concentración en el calostro, destaca el b-caroteno (responsable de su color amarillento).  Podríamos decir que el calostro es la primera vacuna que administramos al bebé, aquí radica su gran importancia y factor protector para el bebé y más en este tiempo de pandemia.

Otra ventaja de la leche materna es que contiene la cantidad exacta de energía, proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas y minerales; la leche se adapta a las necesidades nutricionales e inmunológicas y en cada toma estamos hidratando, todo en beneficio del bebé.

Composición nutricional de la leche materna: Agua un 88%, grasas: 3.8%, proteínas 0.9%, lactosa 7%, otros 0.2% ( vitaminas A, D, B, K, Minerales calcio, hierro, fosforo, potasio y magnesio) Además de varias enzimas que ayudan a mejorar la digestión. 

Beneficios de la leche materna: Ayuda a que el útero regrese a su tamaño previo, reduce el sangrado postparto, lo que puede ayudar a prevenir la anemia, reduce la probabilidad de sobrepeso y obesidad posterior al embarazo, es relajante, eleva la autoestima de la madre y disminuye la tristeza y/o depresión posparto, reduce el riesgo de cáncer de mamá y de ovario.  También favorece el vínculo de afecto entre la madre y el hijo.

A pesar de esto, en México solamente 1 de cada 3 bebés recibe leche materna como alimento exclusivo hasta los 6 meses. La mayoría recibe alimentos o líquidos adicionales desde su primer mes de vida como fórmulas, leche de vaca u otro animal y bebidas azucaradas.

Conociendo todos los beneficios y bondades de la leche materna es importante divulgar esta información y fomentar la lactancia materna en nuestra población, recordemos que se celebra la semana mundial de la lactancia materna del 1 al 7 de agosto pero que no quede solo en esta semana si no que sea recordado todo el año ya que la lactancia materna es la “Primera vacuna y un alimento convertido en amor”.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *