Tendencias que enferman

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

___________________

Bajo los estandares de la belleza se han catalogado como atractivos los cuerpos delgados, también se relaciona con estar saludable, y sí, es correcto que el tener un buen peso para tu estatura puede influir en tener una mejor salud, pero tenemos que tomar en cuenta más factores para considerar a una persona “saludable”, no sólo nos podemos basar en el peso corporal.

En muchas culturas el peso corporal es sinónimo de salud, fertilidad, belleza, poder económico, estatus.

En las diversas culturas y períodos históricos, el peso corporal ha estado ligadao irremisiblemente a lo social y a lo cultural. En nuestra sociedad occidental, la opinión de la sociedad tiende a modelar nuestro cuerpo y a ajustarlo a las exigencias y normativas del entorno en que vivimos, adquiriendo el cuerpo una función muy relevante como mediador cultural.

Es así como la imagen corporal ideal se va plasmando por los valores, creencias y cánones estéticos que promueve cada sociedad; de tal manera, las últimas décadas del siglo XX y el comienzo del siglo XXI se han caracterizado por un culto total al cuerpo.

En los últimos años ha surguido un movimiento llamado curvy, este movimiento curvy se ha hecho el dueño de las redes, y poco a poco va teniendo más presencia en las pasarelas y en revistas de moda.

Algunos creen que se trata de un movimiento importante en lo que se refiere a la liberación de la esclavitud de las tallas para la mujer; otros lo ven como un certero giro de marketing de las empresas de moda para cubrir un nicho de mercado. Prácticamente este movimiento fomenta que en el cuerpo de la mujer no debe de existir una medida especial o tener un molde especial, tratando de romper el estereotipo de la modelo tradicional que debe de ser muy delgada.

Por otro lado tenemos el sector de modelos “tradicionales” que cada vez las vemos usando tallas más pequeñas al grado de llegar a usar talla “0”, esto ha originado que muchas modelos profesionales y amateurs puedan caer en algún tipo de trastorno de alimentación como la anorexia nerviosa o la bulimia nerviosa.

Sin embargo estos dos estereotipos llamados curvy o talla 0, hablando de la industria de la moda, muchas veces condicionan nuestra manera de apreciar los cuerpos humanos, por ejemplo: una tienda de ropa muy famosa ha utilizado el movimiento curvy para fomentar la venta de tallas grandes de su mercancía, han lanzado comerciales promoviendo las tallas XL que en teoría son tallas grandes con la frase “Aceptate como eres” o “ama tu cuerpo tal cual es”.

Sin duda son frases muy inteligentes utilizadas por la industria de la moda otra vez para poder captar ese nicho de mercado que hoy en día ha crecido a pasos acelerados por toda la industria de la comida procesada. Una jugada muy inteligente de estas empresas ¿No lo crees? Al final de cuentas el estar de un lado o del otro (talla 0 o curvy) no es lo ideal, lo ideal es tener un equilibrio.

No podemos afirmar que una persona goza de buena salud al utilizar tallas XL, es por ello que mencionamos que este tipo de “tendencias nos enferman” porque nos dejamos llevar por diferentes opiniones de la industria de la moda, que si lo analizamos fríamente, también son muy parecidas a la industria de alimentos procesados.

Al final de cuentas buscan vender un producto y las personas que recomiendan este tipo de movimientos o productos pueden tener un conflicto de intereses porque son contratados por la misma industria de la moda o la de alimentos ultraprocesados para ofertar sus productos.

El estar sano no puede depender de las tendencias de moda, de la industria de los alimentos, ni de seguir dietas de moda, lo importante es tener un estilo de vida saludable que fomente el generar un buen peso corporal, un porcentaje de grasa y masa muscular acorde con el tipo de cuerpo que tiene la persona, tener la asesoria de un profesional de la salud como un nutriólogo, médico que te puedan ir guiando y aconsejando sobre la implementación de actividades preventivas y educativas para mejorar nuestra salud.

Aceptarse es bueno, pero no significa que no puedas mejorar algunos aspectos de tu vida, recuerda que el sentirse bien va más allá de solo tener un buen peso corporal o llevar la vestimenta al último grito de la moda.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *