Denuncian hostigamiento sexual de docente contra estudiante de la UAGro

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

El maestro de la escuela Academia de Matemáticas Gaus de Chilpancingo, César Corrales Miranda, fue acusado de abuso y hostigamiento sexual por una estudiante de la Escuela Superior de Enfermería de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), quien manifestó estar preocupada porque el docente continúe aprovechándose de su posición de poder, para perjudicar a jóvenes, incluso menores de edad.

Durante una entrevista en el Café Punta del Cielo en la capital, la víctima –quien reservó su nombre por seguridad– reveló que entre 2015 y hasta junio del año pasado, Corrales Miranda la sometió a una relación sexoafectiva.

Esta es la segunda denuncia pública contra Corrales Miranda, quien actualmente es estudiante de la licenciatura en Ciencias de la Educación de la UAGro y a la par, cursa un doctorado en el Colegio de Morelos; el docente también ha sido señalado por procrear seis hijos con diferentes jóvenes que fueron sus alumnas en instituciones educativas de Guerrero y Puebla.

La víctima, que actualmente tiene 17 años de edad, contó que conoció a Corrales Miranda en el Colegio Simón Bolívar de Chilpancingo, donde fue su maestro en el nivel secundaria y la convenció de tomar clases particulares con él, cuando ella atravesaba por una crisis familiar.

“Siempre me abrazaba mucho cuando yo llegaba (al salón de clases), me hacía comentarios sobre mi ropa, mis zapatos o cómo me peinaba; me decía ‘qué bonita te ves’ (…) a veces me lo encontraba en camiseta o sin el cinturón al llegar a los cursos”, dijo.

Esta situación confundió a la menor de edad pues Corrales Miranda era mayor que ella y su maestro, sin embargo, esto no le impidió mantener conversaciones con la víctima a quien exigía borrar los mensajes en los que le expresaba su deseo sexual.

“Me pidió que borrara los mensajes porque podía haber problemas y que le mandara captura (de la pantalla de su celular) de que había borrado todo, así fue pues le mandé la captura y así era cada vez que se hablaba de cosas así (de índole sexual o ‘romántico’)”, declaró la víctima.

La universitaria dijo que comenzó a darse cuenta del abuso que representaban las acciones de Corrales Miranda y cuando se hizo pública la denuncia que interpuso Aneliz Visca Faustino –egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAGro–, por violencia de género, confrontó al docente.

“Le dije que cómo pudo ser así, pero él se hizo la víctima, me dijo que no hizo nada, que le creyera y que había cosas que sí eran verdad y otras no”, fue por esto que la joven decidió cortar comunicación con él y el año pasado habló con su familia sobre su caso, pero no le creyeron.

También buscó apoyo en una red de feministas que, tras analizar su situación consideraron que es poco probable que proceda una denuncia por su caso ante el Ministerio Público o la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas; mientras que la Defensoría de Derechos Humanos y Universitarios tampoco podría iniciar un procedimiento, debido a que actualmente tanto la víctima como el docente son estudiantes de la máxima casa de estudios.

Ante este panorama, la joven decidió hacer público su caso para alertar a las estudiantes que conviven con Corrales Miranda y las autoridades educativas del abuso que ejerce sobre las mismas, de manera que analicen sus antecedentes y sea inhabilitado, “sino hacen algo, él seguirá haciendo lo mismo en cualquier escuela”.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *