Micaela Cabañas Ayala se incorpora a la CNDH Guerrero

Hipólito Lugo Cortés tiene una licenciatura en Derecho, maestría en Ciencias, Área de Derecho Público, y estudios de doctorado en Derechos Humanos. Es visitador de la Oficina en Guerrero de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Fue secretario ejecutivo, secretario técnico, visitador general, y presidente del Comité para la Investigación de la Desaparición Forzada de Personas. También se desempeñó como presidente interino en la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero.

__________________________

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por mandato constitucional tiene la misión de promover, divulgar, proteger y vigilar la plena vigencia de los derechos humanos en México, construir una cultura de prevención y de respeto en la materia y de atención a las víctimas; con una visión de ser un organismo con autoridad moral y reconocida confianza en la sociedad y proporcionar un servicio con enfoque integral, eficiente, cálido y de calidad para víctimas y usuarios.

En el artículo 60 de su Reglamento Interno, establece que “podrá contar con oficinas foráneas en las entidades de la República, las cuales se establecerán por acuerdo del presidente de la Comisión Nacional aprobado por el Consejo Consultivo¨, es así que, a partir del mes de enero de 2011, se creó la Oficina Foránea de Acapulco, Guerrero y se le adscribió dentro de la estructura orgánica de la Primera Visitaduría General, con la misión sustantiva de conocer quejas por presuntas violaciones a derechos humanos.

El universo de atención de esa Oficina en Guerrero representa un reto, si consideramos que tan solo la población total en el estado es de 3,533,251, de la cual el 19% corresponde a población indígena que asciende a 681,615 habitantes; y se vuelve más complejo, pues también se conocen de casos de varios estados del sur del país.

En Guerrero en los últimos cincuenta años se han perpetrado graves violaciones a los derechos humanos, como en la época de la denominada “Guerra Sucia”, con desapariciones forzadas, ejecuciones arbitrarias o extrajudiciales y tortura; los casos de “Aguas Blancas”, la masacre de “El Charco”, y los lamentables hechos ocurridos los días 26 y 27 de septiembre de 2014 a los normalistas de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala de la Independencia; o bien, los hechos trascendentes que dieron origen a las sentencias que ha emitido la Corte Interamericana al Estado Mexicano, en los casos de Rosendo Radilla Pacheco, Inés Fernández Ortega, Valentina Rosendo Cantú, Teodoro Cabrera García y Rodolfo Montiel Flores, entre otros, que incluso han incidido en reformas al marco normativo doméstico.

Desde el 16 de noviembre de 2019 la presidenta de la CNDH inició con el proyecto central de hacer una reforma radical del Organismo, para dar paso a una nueva CNDH, a una auténtica defensoría del pueblo frente a los abusos del poder y de las violaciones a los derechos humanos; dio paso a un proceso de reestructuración con el objeto de optimizar las capacidades, recursos y procedimientos existentes, para dar una respuesta de manera integral y efectiva a las víctimas, así como a todas aquellas personas que están en riesgo de serlo; procurando involucrar a las organizaciones de la sociedad civil en la identificación de violaciones a los derechos humanos con la finalidad de prevenir y evitar su reincidencia.

Como todo cambio, estos procesos no son fáciles, hay que vencer resistencias al interior y exterior del organismo, que se propician al erradicar vicios inveterados, al grado de que la propia titular ha recibido amenazas, que no dudamos tengan su origen en estas acciones emprendidas para lograr un cambio en la institución.

En esta nueva etapa de la CNDH se incorpora en la noble tarea en la Oficina Foránea de Guerrero, la Lic. Micaela Cabañas Ayala como Directora de Área, persona que proviene de la lucha social, quien desde que nació, como ella misma lo menciona, nació siendo víctima de violaciones de derechos humanos, sin duda que con su apoyo y su perfil de acercamiento a organizaciones civiles, colectivos y a víctimas, desempeñará su encomienda con sensibilidad humana, pues resulta indispensable involucrar a las víctimas en los procesos de protección, promoción y observancia de los derechos humanos, como lo contempla el Plan Estratégico Institucional 2020-2024 de esta CNDH.

Por ello me congratulo de su llegada a esta oficina, para sumarse en este compromiso con los derechos humanos, fortalecer la capacidad institucional y para refrendar nuestra convicción de estar cerca de las víctimas, conforme a la misión que tiene la titular de este Organismo Nacional, como siempre lo hemos hecho, en una entidad federativa de múltiples contrastes políticos, sociales, culturales y económicos.

Ahora lo que sigue es consolidar esta reestructuración en toda la CNDH y llevar a cabo las modificaciones correspondientes que estimo deben partir de la propia constitución federal, su ley reglamentaria y al propio Reglamento Interno con el fin de adecuar esta estructura y optimizar los recursos con los que cuenta la CNDH.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *