¿Comes por hambre o por antojo?

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

_______________________

En México y en el estado de Guerrero contamos con altos niveles de obesidad pero, al mismo tiempo, elevados porcentajes de desnutrición, son problemas graves de alimentación que aquejan a nuestro país y nuestra entidad. Por eso surgen cuestionamientos sobre los alimentos y comportamientos que tenemos los mexicanos a la hora de comer.

El comer es una actividad que todo ser vivo realiza cotidianamente para recibir energía, sin embargo, también el comer implica disfrutar diferentes sensaciones y sabores que sin duda nos pueden originar diferentes percepciones, es por ello que el comer es uno de los placeres de la vida, por lo tanto, es de vital importancia aprender a comer para no sólo generar placer, si no también una buena salud.

Me gustaría compartirles el significado de hambre y antojo, el hambre es: una sensación física incómoda o dolorosa, causada por un consumo insuficiente de energía alimentaria. Se vuelve crónica cuando la persona no consume una cantidad suficiente de calorías (energía alimentaria) de forma regular para llevar una vida normal, activa y saludable. La palabra antojo proviene del latín “ante oculum” que significa “antes de los ojos”, en virtud de ello, se puede decir que antojo es el deseo vehemente, impulsivo o deseo de alguna comida especifica.

Muchas veces nos hemos preguntado ¿Por qué comemos? El comer no sólo implica cubrir una necesidad fisiológica, va más allá, comemos por que es parte de nuestra cultura.

Podemos decir que la comida tiene una relación muy fuerte con nuestro estado de ánimo, todo lo relacionamos con la comida, si hay una fiesta algo muy importante es pensar ¿Cuál va ser la comida que se servirá?, si tienes algún logro personal, tendemos a premiarnos con la comida, si tenemos algún problema en el amor o un mal día muchas veces la comida juega un papel importante para darnos ánimo, es por ello que la alimentación la tenemos que observar desde diferentes escenarios y no sólo determinar alguno como más importante, debemos ver todo el panorama, es lo que nos llevará a entender mejor la gran complejidad que implica comer o alimentarse para un país, una sociedad, una familia y un individuo.

Es importante mencionar que muchos antojos están relacionado con una carencia nutrimental pero también es conveniente mencionar que una parte importante se relacionan con cuestiones emocionales.


Cuando el cuerpo carece de un nutriente específico, naturalmente anhela alimentos ricos en ese nutriente. Por ejemplo, los antojos de chocolate a menudo se atribuyen a los bajos niveles de magnesio, mientras que los antojos de carne o queso a menudo se consideran un signo de bajos niveles de hierro o calcio.


Deficiencias de nutrientes que pueden causar antojos. En algunos casos, los antojos pueden reflejar una ingesta insuficiente de ciertos nutrientes. Un ejemplo particular es la pica, una condición en la cual una persona ansía sustancias no nutritivas, como hielo, tierra, ropa o almidón de maíz, entre otros.


La pica es más común en mujeres embarazadas y niños, y su causa exacta se desconoce actualmente, sin embargo, se cree que las deficiencias de nutrientes tienen que ver.


Los estudios observan que las personas con síntomas de pica a menudo tienen niveles bajos de hierro, zinc o calcio. Además, la suplementación con la falta de nutrientes parece detener el comportamiento de pica en algunos casos.


Dicho esto, los estudios también informan casos de pica no relacionados con deficiencias de nutrientes, así como otros en los que la suplementación no detuvo el comportamiento de pica. Por lo tanto, los investigadores no pueden decir definitivamente que las deficiencias de nutrientes causan antojos relacionados con pica.


Se cree que satisfacer los antojos ayuda al cuerpo a satisfacer sus necesidades de nutrientes y a corregir la deficiencia de nutrientes, pero debemos de ser precavidos, para no desencadenar otro problema de salud, lo mejor es acudir con un profesional de salud como el nutriólogo que evalúa a través de una historia clínica, un recordatorio de 24hrs, frecuencia de consumo de alimentos y estudios específicos de laboratorio para verificar si realmente existe alguna carencia nutrimental.


Y usted querido lector ¿Come por hambre o por antojo?


Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *