Rechaza AMLO carta responsiva de la SEP, «fue decisión de abajo»

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, informó que la carta responsiva que se incluyó como parte del Decálogo de Regreso a Clases a Presenciales “no es obligatoria” y si los alumnos llegan a las escuelas sin el documento: “no le hace.”

Durante la conferencia de prensa matutina, que se llevó a cabo en el Palacio Nacional, se le preguntó al titular del Ejecutivo Federal sobre la carta responsiva que fue criticada a nivel nacional.

Cuando se presentó el Decálogo, la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez Álvarez, dijo que en la carta deberán firmarla los padres de familia y en ella “autorizan que el pequeñito puede estar dentro de lo que es la parte de la de la asistencia a la escuela.”

Sin embargo, una vez que se difundió el formato, se supo que en la carta los padres de familia deben colocar todos sus datos y otros de emergencia; especificar si sus hijos tomarán clases en modalidad virtual, presencial o mixta, y en caso de que regresen a las escuelas, tienen que comprometerse a seguir una serie de protocolos sanitarios.

Al respecto, López Obrador cuestionó “¿ustedes creen que yo tuve que ver con la carta? Pues no, fue una decisión abajo, si me hubiesen consultado, hubiese dicho no, somos libres, prohibido prohibir», por lo que descartó la obligatoriedad de la carta firmada para aceptar a los alumnos en las escuelas.

Señaló que la carta es parte del sistema burocrático al que se enfrenta su gobierno y en el que la SEP todavía se encuentra sumergida.

“Si van los niños a la escuela y no llevan la carta, no le hace, nosotros aquí tenemos todavía que enfrentar esta concepción burocrática autoritaria que se heredó del período neoliberal», indicó.

Por otra parte, reiteró que el regreso a clases presenciales “no es obligatorio, es voluntario” y aplica tanto para los alumnos, como para los maestros que prefieran permanecer en la modalidad virtual.

No obstante, dijo que hay quienes “sí estamos a favor de la educación y sí nos importa la educación, debemos de demostrarlo, porque si no todo el discurso se vuelve demagogia.”

También puntualizó que volver a los salones, para los menores de edad “es una terapia importantísima” pues deben socializar y dejar de “estar sometidos” en los videojuegos u otras actividades que promueven el ocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *