Muere por Covid-19 la activista Guadalupe Rodríguez, dedicó los últimos 7 años de su vida a buscar a su hijo

Ángel Galeana/Chilpancingo

La noche de este viernes, alrededor de las 21 horas, murió víctima de coronavirus la activista María Guadalupe Rodríguez Narciso, quien fue creadora del Colectivo de padres y familiares de desaparecidos, secuestrados y asesinados en el estado y en el país, con la esperanza de encontrar a su hijo Josué Molina Rodríguez, desaparecido el 4 de junio de 2014 en Chilpancingo.

Activistas como María Luisa Garfias Marín confirmaron la muerte de doña Lupita, como popularmente era conocida.

“En vida entregó su tiempo y espacios en búsqueda de su hijo, pero también en búsqueda de otros hijos, hijas, padres y parejas de otras mujeres; lupita constituyó una organización de más de trescientas familias, siempre caminó con ellas y en el último año se involucró en actividades contra la violencia hacia las mujeres”, fue parte del mensaje que escribió en redes sociales.

Organizaciones reportaron el pasado 11 de agosto que Guadalupe Rodríguez estaba enferma de coronavirus y solicitaron a las autoridades que tuviera atención médica adecuada en la unidad Covid de Iguala, donde estaba internada.

De acuerdo con la petición que hicieron, los síntomas de covid iniciaron la primera semana de agosto, y se agravaron entre el 7 y 8 del mes.

Guadalupe Narciso encabezó uno de los colectivos más grandes y participativos de Chilpancingo tras la desaparición de su hijo Josué Molina Rodríguez, la cual ocurrió en junio de 2014. A partir de ahí inició una lucha constante por encontrarlo, sufriendo amenazas, intimidaciones de presuntos criminales y desatención de las autoridades encargadas de procuración de justicia, según denunció en diversas ocasiones.

Su lucha la llevó a ser referente de movimientos de desaparecidos en el estado y a nivel nacional, pues encabezó protestas en exigencia al gobierno federal-tanto en la administración de Enrique Peña Nieto como de Andrés Manuel López Obrador,- de atención a las víctimas con el respaldo de búsquedas de cuerpos, la identificación de restos, acciones en seguridad pública y procuración de justicia para disminuir los índices delictivos y que los culpables de asesinatos y desapariciones tuvieran un castigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *