Denuncian presunta participación de policías en desaparición de empresario en Chilpancingo

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

A diez días de su desaparición, familiares del empresario César Ojeda Cano responsabilizaron a la Unidad de Fuerzas Especiales (UFE) de la Policía Estatal de estar involucrada en el caso, por lo que pidieron la intervención del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, David Portillo Menchaca.

En conferencia de prensa, las familiares de César Ojeda, Carla Cecilia Ojeda Pérez, Mónica Martínez Cano y Orfelina Vázquez Arrizon, aseguraron que el empresario podría estar detenido, debido a que tres semanas antes de su desaparición, los policías “hostigaron” su negocio.

César Ojeda, de 58 años de edad, fue privado de su libertad el pasado 20 de agosto, alrededor de las 7:30 de la mañana frente a su negocio de reciclaje, ubicado en la Colonia Industrial. En ese mismo asentamiento se encuentra su casa.

Mónica Martínez, hermana de César, contó que semanas antes de su desaparición, las patrullas oficiales de la Policía Estatal 020, 573, 574, 577 y 583, todas con logos de la UFE, acudían a inspeccionar los alrededores del negocio. 

La mañana de su desaparición, hombres armados y con equipo táctico llegaron a la recicladora de César Ojeda y encañonaron a las personas que se encontraban ahí, luego se llevaron al propietario. Desde entonces, la familia del empresario no ha vuelto a saber nada de él y tampoco ha recibido llamadas para pedir algún rescate, por lo que descartan un secuestro.

Carla Cecilia, hija de César, está convencida de que su padre fue llevado a las instalaciones de la Universidad Policial, ubicada al norte de la capital; sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado niega su responsabilidad.

La denuncia por la desaparición de César Ojeda fue admitida por la Fiscalía General del Estado dos días después de los hechos, pero a la fecha no se han reportado avances de la investigación. Ante la falta de apoyo y respuesta de las autoridades, la familia de César ha realizado búsquedas independientes, en las carreteras de Zumpango y Tixtla. 

Carla Cecilia pidió a David Portillo que informe el paradero de su padre, pues “si cometió un delito” debe ser juzgado conforme a la ley. No obstante, duda que sea el caso, pues asegura que César es un hombre honesto y conocido por su trabajo en la ciudad.

“Estamos en la mejor disposición de que se le investigue, pero queremos saber dónde está”, expresó preocupada debido a que su padre padece de una enfermedad crónica y no está recibiendo los medicamentos que necesita.

Bajo estas circunstancias, la familia advirtió que comenzarán a protestar y a buscar apoyo de organizaciones como el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y colectivos de víctimas de desaparición, para encontrar a César Ojeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *