Que busquen a los culpables de desaparición, exigen al gobierno de Astudillo en Chilapa

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

Familiares de víctimas de desaparición y asesinato, exigieron al Gobierno del Estado “que busque a los culpables” para que se haga justicia, durante una manifestación que se llevó a cabo en el Zócalo de Chilapa.

La actividad la encabezó la directora del Centro de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”, Teodomira Rosales Sierra, en el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas; se trató de una exposición de retratos de personas desaparecidas, principalmente en la región considerada como Montaña Baja.

En la protesta, participó Regina Cervantes Teopanzin, originaria de Zitlala, cuyo esposo y sobrino desaparecieron el 8 de marzo de 2015 y aunque denunció el caso ante las autoridades, no logró encontrar con vida a sus familiares.

Los dos hombres fueron hallados en una fosa clandestina en la comunidad de Ajacayan, municipio de Chilapa. Sin embargo, Regina decidió participar de manera activa en el movimiento por la presentación con vida de las personas desaparecidas, pues sabe que el camino de la lucha y la búsqueda no son fáciles, “tienes que batallar.”

Recordó que cuando acudió ante el Ministerio Público a denunciar la desaparición de su esposo y su sobrino, el agente a cargo le dijo que esperara, que seguramente su marido “se cansó” de ella.

“Dentro de una semana, un mes, un año, dice, regresará y la verdad sí se siente feo de que te digan eso, es un proceso, la verdad, que tienes que llevar, que sobrellevar”, dijo.

También tuvo que enfrentarse a la situación sin el respaldo de su familia política y con un hijo al que mantener sola, mientras intentaba encontrar a su esposo, a quien finalmente encontró muerto.

Los restos lo recibió en diciembre del año pasado y “desde la fecha no he sabido nada de los investigadores que investigaron, quién es el culpable, quiénes fueron o por qué (los mataron), desde la fecha la verdad no se sabe nada y voy a seguir viniendo (a protestar)”, señaló.

Regina exigió a las autoridades que “hagan algo” que dejen de prometer “porque de las promesas uno no vive, porque promete, promete y no cumple, pues no tiene chiste que venga nomás que se tomen la foto y decir, no sabes qué todo está bien.”

“Les quiero decir (a las autoridades) que hagan su trabajo (…) Yo le exijo al gobierno que haga caso pues a la gente indígena, yo les pido que sí que se haga justicia”, demandó debido a que las familias de las víctimas no sólo no saben dónde están sus familiares sino que tampoco tienen acceso a ningún tipo de apoyo para mejorar sus condiciones de vida.

En ese sentido, Teodomira Rosales dijo que con las desapariciones, particularmente en el caso de Chilapa, “son mujeres las que se quedan al frente de la familia, esto les genera una carga muy pesada porque no sólo tienen que garantizar la alimentación, salud y educación de sus hijos, sino que la mayoría de esas familias viven en una condición precaria extrema sin apoyo necesario por parte del Estado.”

Aseguró que las familias son inhibidas en su búsqueda de justicia y presentación con vida de las víctimas, debido a “la negligencia y el manto de impunidad que las autoridades han generado” así como por el terror que siembran “grupos de la delincuencia o narcoparamilitares (…) rompiendo el tejido social de las comunidades.”

Finalmente, informó que según su registro más reciente hecho en el 2020, el Centro Morelos cuenta 58 personas desaparecidas, pero esta cifra es sólo de los casos denunciados, “porque hay muchísimas personas que no quieren denunciar” para “no tener problemas.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *