Maracuyá, la fruta de la pasión

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

_____________________________

Las frutas siempre han acompañado al ser humano durante toda su vida e historia, basta con recordar el relato bíblico en el huerto del Edén en donde Adán y Eva perdieron su relación con Dios por comer el fruto prohibido y fueron expulsados del paraíso.

Las frutas son muy llamativas y se antoja consumirlas, y el maracuyá es una con una gran belleza y sabor que encanta el paladar.

La flor del maracuyá se parece a una corona de espinas. Por eso es conocida como la fruta de la pasión porque hace referencia a la que se colocó en la frente de Cristo.

El nombre científico del maracuyá es: “Passiflora edulis” se considera originaria de la región amazónica, aunque crece de forma silvestre en un área que abarca principalmente desde el norte de Sudamérica, todo el Perú hasta el norte de Argentina y Paraguay.

La fruta de la pasión es una baya oval o redonda, de entre 4 y 10 cm de diámetro, fibrosa y jugosa, recubierta de una cáscara gruesa, cerosa, delicada e incomestible. La pulpa contiene numerosas semillas pequeñas. El color presenta grandes diferencias entre variedades; la más frecuente en los países de origen es amarilla, pero también se puede encontrar una de color morado en Sudamérica.

El maracuyá tiene un sabor ácido y dulce a la vez, es rica en hidratos de carbono y agua, esto la convierte en un alimento perfecto para recuperar energía tras una actividad física. Se puede disfrutar por igual sola o en jugos, licuados o combinada en un yogur. La variedad amarilla es más rica en vitamina A y minerales que la morada.


Una fruta de maracuyá tiene un valor energético de 78 calorías, 2.4 gramos de hidratos de carbono, 5 mg de Calcio, 17 mg de fósforo este interviene en la formación de huesos y dientes interviniendo en el metabolismos energético, 0.3mg de hierro, 684mg de vitamina A, la cual es esencial para la visión, la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico,

También contiene 0.1 mg de vitamina B2 (Rivoflavina), 2.24 mg de Niacina y 20 mg de vitamina C, las cuales al armonizarse dan como resultado la producción del colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos, y beneficia a la absorción del hierro de los alimentos y las resistencias a las infecciones.


Al tener un elevado contenido en fibra, mejora el tránsito intestinal reduciendo enfermedades tales como el estreñimiento; reduce el nivel de glicemia en la sangre en personas con diabetes. También ayuda a mejorar la presión arterial.


Como fuente de vitamina C, en algunos casos también es recomendada para aliviar espasmos bronquiales o intestinales de origen nervioso, de igual forma sirve para los dolores menstruales, además tiene efectos antiespasmódicos (dolores musculares).

Generalmente podemos disfrutar de esta fruta desde los meses de abril a octubre, pero podríamos almacenar la pulpa para disfrutarla todo el año.

Algo que me encanta del maracuyá es que es una fruta muy versátil ya que combina muy bien con platillos salados y dulces.

Por ejemplo, en platillos salados combina muy bien con un filete de salmón y salada de maracuyá, carne de cerdo con salsa de maracuyá y un toque de chipotle y en platillos dulces se pueden preparar gelatinas, frappés, helados y yogurt con maracuyá.

Te invito a que consumas esta fruta de un inigualable sabor y muy nutritiva, ya sea de manera natural o incluyéndola en diferentes recetas, comparte esta información con tus seres queridos.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

https://www.facebook.com/Equilibrato/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *