Arremete diputada priista contra presidente de Comisión de Examen Previo


Carlos Navarrete Romero

Chilpancingo, Gro. 10-Septiembre-2019

La diputada priista y ex presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Verónica Muñoz Parra, arremetió en contra del presidente de la Comisión de Examen Previo, Robell Urióstegui Patiño, de quien dijo que su equipo técnico actúa de manera «dolosa, visceral e irracional», y afirmó que existe una «revancha política» en su contra.

Esto luego de que el perredista la responsabilizó de las tres semanas de descanso que diputados de la Comisión Permanente se tomaron en el pasado periodo de receso, situación que derivó en un juicio político promovido por el diputado federal de Morena, Rubén Cayetano García, contra 27 legisladores por presuntamente abandonar el cargo.

Ante esa situación, Verónica Muñoz envió un documento a la Comisión de Examen Previo, en el que afirma que el dictamen -con el que se declara improcedente el juicio político- presenta deficiencias.

“El cuerpo del dictamen carece en todo momento de citas bibliográficas, y abunda en faltas ortográficas, lo que cuestiona la pulcritud de dicho estudio”, señala la priísta en el oficio.

Además afirmó que  el  planteamiento del equipo técnico de Robell Urióstegui se hizo de manera “dolosa, visceral e irracional” y aseguró que se trata de un acto unilateral “por ocurrencia propia”.

“Si bien es cierto que el articulo 141 menciona que una de las atribuciones para convocar a Comisión permanente es, “en los días y a las horas que el Presidente de la Mesa indique formalmente”, estas decisiones no son tomadas de manera unilateral, en esto tienen que intervenir la CONFERENCIA, es decir los miembros de la JUCOPO mas la Presidencia de la Mesa Directiva”, se lee en el oficio de la priista.

Ante esa situación, Muñoz Parra demandó a la Comisión de Examen Previo analizar nuevamente el cuerpo del dictamen para responsabilizar a otro Órgano de Gobierno, “ya que las cosas no sucedieron tal y como lo esgrime el documento en análisis”.

“Esta ex presidencia de la Mesa Directiva encuentra con una grave preocupación las actuaciones jurídico parlamentarias del cuerpo técnico de la Comisión de Examen Previo, ya que los últimos documentos emanados, tratan de fincar una responsabilidad dolosa a mi persona, dañando mi imagen pública, mi honorabilidad, mi experiencia, mi credibilidad y mi sentido de responsabilidad”.

Finalmente afirmó que la determinación de la Comisión tiene “tinte de revancha político partidista”, y señaló que prevalecen “las mentiras, engañando a mi equipo de trabajo, la falta de pulcritud y fuera de toda normativa”.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email