Necesario terminar con los prejuicios entorno al VIH-Sida

Ricardo Locia es pasante en la licenciatura en Antropología Social y esta ciencia ha sido la responsable de llevarlo a reflexionar sobre su entorno y las dinámicas que se desarrollan en él. Es miembro de los colectivos: LGBTI+ Orgullo Guerrero y JOTOS (Juntos y Organizados Terminaremos con la Opresión Sexual).


06-Diciembre-2019

En estos días muchos medios digitales han difundido las cifras anuales de casos nuevos y ya existentes de personas con VIH y/o SIDA en Guerrero, y a más de un internauta, dichas cifras los han sorprendido y preocupado, y aquí debo apuntar lo siguiente: es cierto que el número de casos ha aumentado y esto refleja los resultados de las campañas de detección (aplicación de pruebas rápidas), realizadas por distintas instituciones de salud y la sociedad civil en distintos momentos y lugares del estado, en otras palabras entre más acciones y campañas de detección son más las personas que saben que viven con VIH y por ende la cifra crece.

Y si, los números son alarmantes, pero debemos de terminar con el miedo, el estigma y los prejuicios entorno al virus y quien vive con él y así emprender mecanismos más eficaces para prevenir más casos. 

Una de las estrategias para prevenir la trasmisión del virus y otras Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS) es saber que toda persona llegará a ejercer su sexualidad, por ende debemos hablar y hacerlo sin eufemismos, llamar las cosas por su nombre: al pene, pene y a la vulva, vulva además de romper con la idea heterosexista en las clases de salud sexual o sexualidad, y me refiero, que es necesario hacer referencias al coito entre iguales hombre-hombre y mujer-mujer (homosexual) y al el coito entre personas que gustan de ambos sexos (bisexual). Ofrecer dicha información no tiene otra implicación más que el saber y hacernos responsables de nuestros cuerpos y sexualidad. 

Dejemos de seguir criminalizando la sexualidad y comencemos a ejercerla de manera responsable con uno mismo y con los demás. Así se dejara de creer que todos los homosexuales son promiscuos o que las mujeres que ejercen libremente su sexualidad son putas, y que estas dos poblaciones son las únicas que pueden contraer una ITS o VIH.

Cambiar lo anterior es una tarea compleja, porque se contradicen muchos pensamientos religiosos, que conciben el coito solo para procrear. Saber que el coito también se puede ejercer por y para sentir placer ayudará a saber que hay mecanismos de protección: anticonceptivos. Uno de los más importantes para prevenir alguna ITS o la transmisión del VIH además de algún embarazo no deseado es el condón.

Dejemos a un lado los mitos y resolvamos nuestras dudas acerca de nuestro cuerpo y sexualidad con personas expertas y profesionales en la materia; dejemos de repetir frases como: “es que me da pena” y emprendamos una responsabilidad con nuestra vida sexual.

Si es verdad que nos sorprenden las cifras, pensemos que podemos y debemos marcar la diferencia con nuestras acciones y con nuestra vida sexual.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *