La nutrición es la clave para la lucha contra el cáncer

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

______________________________

Una de las enfermedades que ha cobrado muchas vidas a nivel mundial ha sido el cáncer, tan solo en el 2012 se registraron 14 millones de casos nuevos y 8.2 millones de personas fallecidas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Informe mundial sobre el cáncer 2014. En México es la tercera causa de muerte, solo debajo de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.  

El cáncer se puede definir como un crecimiento anormal de las células. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud). El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo.

Existen varios tipos de cánceres. El carcinoma es un cáncer que empieza en la piel o en los tejidos que revisten o cubren los órganos internos. El sarcoma es un cáncer que empieza en el hueso, el cartílago, la grasa, el músculo, los vasos sanguíneos u otro tejido conjuntivo o de sostén. La leucemia es un cáncer que comienza en un tejido donde se forman las células sanguíneas, como la médula ósea, y hace que se produzca un gran número de células sanguíneas anormales y que estas entren en la sangre. El linfoma y el mieloma múltiple son cánceres que empiezan en las células del sistema inmunitario. Los cánceres del sistema nervioso central empiezan en los tejidos del encéfalo y la médula espinal. También se llama neoplasia maligna.

¿Porqué nos enfermamos de cáncer? Es cierto que existen factores genéticos que condicionan este padecimiento, pero sin duda algo que ha ocasionado un gran incremento de casos es que la mayoría de los alimentos están contaminados.

Desgraciadamente la producción agrícola en el mundo, en México y en Guerrero utiliza una gran cantidad de agroquímicos o fertilizantes que contienen sustancias cancerígenas que son impregnadas en los alimentos, y a la hora de ser ingeridos también contaminan nuestras células causando efectos dañinos para nuestra salud, la producción de ganado bovino no es la excepción ya que en diferentes partes del país se ha encontrado rastros de clembuterol en la carne que es vendida para consumo humano.El clembuterol es un esteroide usado para que la res gane mayor porcentaje de masa muscular y aumente de peso.  

Los factores de radiación como estar expuesto al celular, a los rayos del sol por un tiempo prolongado, la televisión, los agentes químicos (medicamentos), la obesidad, la ingesta de una dieta alta en grasas saturadas, el tener una vida sedentaria también son condicionantes para desarrollar algún tipo de cáncer.

En 1997, el American Institute for Cancer Research y la World Cancer Research Fund concluyeron que entre 30 – 40% de los cánceres pueden ser prevenidos a través de una alimentación y actividad física adecuada y la mantención de un peso corporal apropiado.

Esto no ha cambiado en la actualidad, por eso creemos que la nutrición es clave para la lucha contra el cáncer, tenemos muchos factores de riesgo en nuestro país para generar cáncer si logramos controlar algunos podríamos modificar nuestras estadísticas y mejorar nuestra salud. El trabajar en equipos multidisciplinarios y generar políticas publicas de alimentación saludable, invertir en educación nutricional son puntos claves para la lucha contra el cáncer.  

Recomendaciones para la prevención del cáncer:

  • Es necesario producir alimentos limpios, libres de pesticidas y agroquímicos, consumir alimentos de origen animal que no tengas ningún tipo de hormona sintética, eliminar la comida ultraprocesada de nuestra dieta.
  • Mantener un peso adecuado, evitando el aumento mayor de 5 kilos durante la vida adulta. Esta recomendación se hace en base a la evidencia existente en relación a la presencia de obesidad y el desarrollo de cánceres de distintos orígenes.
  • Tener una dieta balanceada, rica en frutas, verduras, legumbres y cereales no refinados. Consumir 5 o más porciones de frutas y vegetales diariamente.
  • Consumir granos poco procesados y alimentos ricos en fibra, limitando el consumo de azúcares refinados.
  • Evitar la reutilización de aceites. Es decir, si cocinamos un alimento con algún tipo de aceite no volverlo a almacenar para reutilizarlo porque genera radicales libres a la hora de calentarse y esto oxida nuestras células.
  • Evitar el consumo de alimentos ahumados, lo que se ha asociado a un aumento en el riesgo de desarrollar cáncer gástrico.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *