La uva, una fruta divina

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

____________________

Es difícil no pensar en salud cuando hablamos de la uva, una fruta muy popular no sólo por sus cualidades nutricias y su exquisito sabor, sino también porque a la hora de fermentarse podemos obtener el vino, una bebida muy consumida en Europa pero que ha tomado gran popularidad en México y en el mundo.

La uva es, sin duda, una fruta con una gran historia, la llamo la fruta divina porque uno de los primeros milagros de Jesús tuvo que ver con este fruto pero, además, porque posee una gran cantidad de antioxidantes que nos ayudan al recambio celular y a prevenir el cáncer. 

La uva es originaria del continente asiático, en el Cáucaso y Asia occidental. El cultivo de la uva se remonta a tiempos prehistóricos, demostrado por hallazgos de semillas en yacimientos arqueológicos de la edad de bronce.  ​Igualmente las culturas egipcias cultivaban la uva morada como lo registran antiguos jeroglíficos. También los griegos, los fenicios y los romanos cultivaban la uva morada y la usaban tanto para comer fresca como en la producción de vinos. 

Existen más de tres mil variedades de uvas que se pueden dividir en dos grandes grupos. En primer lugar, tenemos las uvas de mesa que se consumen frescas y que son más grandes, carnosas, y con diferentes colores: amarillas, verdes, granates o violetas. Por otro lado, están las uvas viníferas, que son en general más ácidas que las uvas de mesa.

La composición nutricional de las uvas puede variar un poco según sean uvas blancas o granates/violetas. En general, su principal componente, al igual que las otras frutas, es el agua (83 por ciento de su peso). En ambas variedades el aporte de azúcares son principalmente glucosa, fructosa y sacarosa. Igualmente, destaca la presencia de vitamina B6 y de ácido fólico, tan importantes para el metabolismo y el desarrollo de las células.

Las uvas son ricas resveratrol, que es uno de los poderosos antioxidantes que juega un papel protector contra el cáncer de colon y próstata, enfermedad coronaria (CHD), enfermedad nerviosa degenerativa, enfermedad de Alzheimer e infecciones virales / fúngicas.

El resveratrol reduce el riesgo de apoplejía al alterar los mecanismos moleculares dentro de los vasos sanguíneos. Lo hace, en primer lugar, reduciendo la susceptibilidad del vaso sanguíneo a través de la disminución de la actividad de la angiotensina (una hormona sistémica que causa constricción de vasos sanguíneos que elevaría la presión arterial) y, en segundo lugar, a través del aumento de la producción de sustancias vasodilatadoras. Causa la relajación de los vasos sanguíneos).

Las antocianinas: Son antioxidantes polifenólicos presentes abundantemente en las uvas rojas. Se ha encontrado que estos fitoquímicos tienen una actividad antialérgica, antiinflamatoria, antimicrobiana y anticancerígena.

Las catequinas: Otro tipo de grupo de antioxidantes con tanino flavonoide, descubiertas en las variedades blancas / verdes también han demostrado poseer estas funciones de protección de la salud.

Las uvas están cargadas de antioxidantes y nos ayudan a disminuir la presión arterial, protege nuestro corazón, ayuda a mejorar nuestra digestión a través de la fibra, son una gran fuente de energía, vitaminas y minerales; además, en 100g de uvas aproximadamente nos aportan 80 calorías que hacen de esta fruta una excelente colación para todos los integrantes de la familia. Es por ello que no debes de dejar de incluir a la fruta divina en tu dieta, disfrútala y recuerda cada vez que comas una uva protegerás tu salud.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto. 

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *