¿Prohibición o educación sobre el consumo de alimentos chatarra?

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

______________________

La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades según la OMS. Debido a la situación de la pandemia sobre Covid-19 que nos ha tocado vivir, posiblemente valoremos un poco más la salud, sin embargo, en México esta se ha visto lastimada por otras pandemias que han sido la obesidad y la diabetes.

¿Qué es mejor, prohibir o educar sobre el consumo de alimentos ultraprocesados?, sin duda es una pregunta compleja y que tal vez pueda tener muchas respuestas, dependiendo del contexto, sin embargo, algo histórico ha pasado en nuestro país por primera vez: un estado prohibió la venta de comida chatarra o alimentos ultraprocesados a menores de edad. Con 31 votos a favor fue aprobada por el pleno de la cámara de diputados del Congreso en Oaxaca la propuesta que fue impulsada por la diputada Magaly López.

Oaxaca es el único estado que ha puesto esta ley, ya que Oaxaca ocupa el primer lugar a nivel nacional en obesidad infantil. Pero recordemos que nuestro país ocupa el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil.

Datos de la ENSAUT 2018 revelan que el 83-85% de los niños desde un año hasta 19 años, consumen cotidianamente bebidas no lácteas endulzadas por ejemplo: bebidas carbonatadas, jugos procesados, bebidas energizantes. Esto nos habla de un alto consumo se refleja en las estadísticas tan grandes que tenemos de obesidad.

Se hizo una reforma al artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Oaxaca. La aprobación que hizo el Congreso tiene principalmente 3 prohibiciones:

Las restricciones son:


1.- Prohibir la distribución, la venta o el regalo o suministro de bebidas azucaradas o productos embazados con alto contenido calórico para todos los menores de edad del estado de Oaxaca.
2.- Se prohíbe la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y refrescos en todo Oaxaca.
3.- Prohíbe exhibir y vender alimentos ultraprocesados en las escuelas públicas y privadas de nivel básico y medio superior en el estado de Oaxaca.

Es muy importante mencionar que esta ley no prohíbe la venta de refrescos y productos ultraprocesados, las tienditas, pequeños comercios y otras tiendas podrán continuar vendiendo estos productos, lo que menciona la reforma es que los menores de edad no podrán tener acceso a comprar este tipo de productos, y las empresas que no acaten estas medidas serán sancionadas.

Esta no es la primera vez que se promueve una ley de este tipo, en mayo 2014 se actualizó la ley para regular los alimentos y bebidas que se venden en todas las escuelas públicas y privadas de México desde preescolar hasta universidad. Esta ley prohíbe la venta de comida chatarra por lo que solo se deben ofrecer alimentos naturales, sin embargo, muy pocas instituciones cumplen con esta ley y las escuelas no han sido sancionadas hasta la fecha.

También en el 2015 la misma ley general de salud prohíbe la publicidad de alimentos y bebidas no saludables al interior y exterior de las escuelas, sin embargo tampoco se cumple, desgraciadamente. Y todo esto se sigue reflejando en las estadísticas.

Es un error pensar que la obesidad es un problema que simplemente tiene que ver con la toma de una decisión individual, también tiene que ver con el entorno obesogénico, la regulación de este entorno obesogénico es muy importante para garantizar el derecho a la salud y la alimentación sana. Usted, querido lector, ¿qué piensa que es mejor prohibir o educar?

Pienso que la educación nutricional es fundamental para la vida, pero el reducir ambientes obesogénicos también traerá cambios positivos que se puedan ver reflejados en nuestro estado nutricio, es bueno seguir apoyando estas iniciativas y seguir sumando esfuerzos y nuevas estrategias para cambiar la situación de nuestro país y el paso que se ha dado en Oaxaca puede ser un parte aguas para que otros estados continúen con esta mejora continua.

Siempre he pensado que los nutriólogos y el equipo de salud son un pilar importante para generar políticas públicas de nutrición y es hora que sean tomados en cuenta por los políticos a la hora de generar esas políticas públicas o ¿por qué no? que tengan una asesoría especial para legislar, sería lo ideal.

El poner en primer plano a la salud antes que los intereses económicos o políticos es lo que nos ayudará a mejorar nuestra salud y la del país.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *