Se han asegurado 4 felinos al crímen organizado; son resguardados en Zoochilpan

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

En la actual administración estatal, cuatro felinos en poder de distintas células del crimen organizado fueron asegurados en Acapulco, Arcelia, Leonardo Bravo y Tlalchapa.

Se trata del león “Dumbo”, la jaguar “Lucy” y las tigresas “Camelia” y “La Guacha”, que son resguardadas en Zoochilpan, Chilpancingo, donde fueron instalados en el área de cuarentena a pesar de que no sufren ninguna enfermedad, debido a la falta de espacio en las instalaciones del zoológico.

Durante una visita a Zoochilpan, el médico veterinario, José Antonio Vélez Calvo, explicó que las condiciones en las que han sido asegurados los ejemplares fueron distintas. El caso más reciente es de “La Guacha”, la tigresa que fue hallada en una casa de seguridad en el municipio de Tlalchapa, en la Región Tierra Caliente, ligada al cártel de La Familia Michoacana.

Vélez Calvo dijo que la tigresa, a la que en el zoológico han llamado “La Guacha”, “estaba bien, estaba en un lugar amplio y estaba bien atendida, bien comida, de hecho estaba muy bien de salud, su peso corporal era ideal, muy chipilona, la tenían muy consentida muy domesticada”.

En contraste, “Dumbo” fue hallado en la zona rural de Acapulco, en el rancho conocido como “Las Tortolitas”, era mascota del grupo delincuencial identificado como “Los Dumbos” que se disputan el control de Xaltianguis con la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

“Había huido después de una balacera, rompió sus cadenas y se fue, los pobladores del lugar lo atraparon y estaba en pésimo estado, estaba con garrapatas, pulgas, como no pueden cazar, no saben cazar, estaba muy delgado, muy bajo de peso, deshidratado”, dijo.

“Lucy” fue encontrada en la Sierra, era apenas una cachorra y fue asegurada cuando un grupo de jóvenes armados paseaba con ella, al ser de origen nacional es más difícil comercializar con su especie por estar en riesgo de extinción; el caso de “Camelia” es similar, sólo que fue decomisada en la Tierra Caliente.

Sin embargo, las limitaciones del zoológico impiden que los felinos que han llegado por la vía del aseguramiento tengan su propio espacio; además, al ser ingresados bajo un depósito administrativo y formar parte de un proceso jurídico, es complicado trasladarlos a otro lugar donde puedan tener el espacio adecuado.

En esa situación se encuentra “La Guacha” quien es considerada como prueba en la carpeta de investigación que las autoridades levantaron en el operativo en que fue asegurada.

Por su parte, el director del Zoochilpan, Miguel Ángel Altamirano Ramírez, llamó a la sociedad a involucrarse en la vida del zoológico y “se quiten de la mente la imagen negativa que tienen” de las instalaciones.

Dijo que el zoológico cuenta con presupuesto estatal para su operatividad, contrario a otros que dependen completamente de sus ingresos; sin embargo, las entradas de recurso también son importantes y destinadas a mantener una alimentación “de primera” para los animales.

Señaló que en el periodo de la pandemia, en el Semáforo Naranja se permite únicamente un 30 por ciento de aforo, mientras que en el Amarillo aumentó a un 60 por ciento, aun así en ninguno de los dos panoramas lograron alcanzar esta meta, por lo que reiteró el llamado a la sociedad a asistir y participar en las actividades cotidianas como preparar el alimento de los ejemplares.

“La Guacha” se encuentra en un área restringida debido a que sufre de estrés causado por su traslado que implicó que fuera anestesiada y sometida a un viaje de seis horas, cuando despertó se encontraba en un lugar desconocido, por lo que todavía no es conveniente pasarla a otro espacio dentro del zoológico. Se espera que luego de su recuperación pueda pasar al área de cuarentena donde ya se encuentran otros tres felinos, entre ellos “Dumbo” y “Lucy”.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *