Activistas toman la FGE, exigen justicia por dos luchadores sociales asesinados

Alberto Gómez/Chilpancingo, Gro.

Familiares de Rocío Mesino Mesino, asesinada el 19 de octubre de 2013 y de Ranferi Hernández Acevedo, asesinado el 14 de Octubre de 2017, tomaron las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) en repudio a los nulos avances en las investigaciones de ambos crímenes.

Después de las 10:30 de la mañana, un centenar de personas, entre familiares, amigos e integrantes de organizaciones sociales, llegaron a la pluma que da acceso al estacionamiento de la FGE y tomaron las instalaciones.

Cuando entraron, policías ministeriales que resguardaban el lugar intimidaron y retuvieron a familiares e integrantes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), que dirigió Rocío Mesino Mesino y después de un forcejeo, los oficiales cerraron el portón con candado.

Entrevistada al exterior de la Fiscalía, Diana Hernández Hernández, hija de Ranferi Hernández Acevedo, repudió la violencia y la omisión por parte de las autoridades encargadas de la impartición de justicia en el estado.

Asimismo, lamentó que tanto el Gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores, como el titular de la FGE, Jorge Zuriel de los Santos Barrilla, no tengan el interés de resolver los crímenes de Rocío Mesino Mesino y de Ranferi Hernández Acevedo a 3 y 7 años de sus asesinatos.

“Es la fecha que ni siquiera hemos sido llamados ni hemos tenido ninguna clase de reunión citada por el Fiscal, y entendemos que esta situación es porque ellos no tienen el interés de resolver estos crímenes y el hecho de que nuestros familiares fueron asesinados es porque siempre lucharon de las clases más desprotegidas”, recalcó.

En el caso del asesinato de su familia, Diana Hernández Hernández señaló que desde que ocurrió ese lamentable crimen, hasta la fecha no han sido convocados por la Fiscalía ni por otra autoridad, “no han hecho nada”, acusó.

Por su parte, Norma Mesino Mesino, hermana de la luchadora social, Rocío, culpó a la Fiscalía de ser un símbolo de la impunidad, porque desde ahí se ha criminalizado a los activistas sociales y han creado carpetas falsas, involucrando a los activistas sociales como asesinos, delincuentes y secuestradores.

“Las cárceles están llenas precisamente porque desde la Fiscalía han criminalizado a los movimientos sociales, desde aquí hostigan, criminalizan y encarcelan, y ellos mismo son los que llevan los casos de nuestros compañeros”, expresó.

La también ex regidora del ayuntamiento de Atoyac, denunció que cada aniversario del asesinato de su hermana, su nivel de riesgo crece más, porque es hostigada y vigilada en su casa, es perseguida en vehículos, y hay personas que preguntan por su nombre.

Norma Mesino Mesino responsabilizó a la FGE de lo que le pueda pasar, porque a través de la Policía Ministerial es hostigada y su automóvil ha sido revisado en varias ocasiones, a pesar de las medidas cautelares que tiene por parte de la Policía Estatal.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *