El café y sus propiedades nutricionales

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

________________________

El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo después del agua, pero a la hora de tomarlo bebemos historia, cultura y, sin duda, nutrición. Es una de las bebidas más emblemáticas en el mundo y con un inigualable sabor.

El café es originario de Etiopia, específicamente de una localidad llamada Kaffa. El árbol de café tiene su centro de origen en Abisinia (en la actual Etiopía), en el oriente de África. En el mundo el café sobresale por su importancia comercial, la especie de los cafés arábigos y los de los cafés robustos. La primera especie abarca casi las tres cuartas partes de la producción mundial y se cultiva principalmente en Centro y Sur de América.

Una leyenda muy comentada y difundida sobre el origen del café es la de un pastor de Abisinia (actual Etiopía), llamado Kaldi, observó el efecto tonificante de unos pequeños frutos rojos de arbusto en las cabras que lo habían consumido en los montes, efecto comprobado por él mismo al renovarse sus energías.

Kaldi llevó unas muestras de hojas y de frutos a un monasterio, donde los monjes por curiosidad las pusieron a cocinar. Al probar la bebida la encontraron de tan mal sabor que arrojaron a la hoguera lo que quedaba en el recipiente. Los granos a medida que se quemaban, despedían un agradable aroma. Fue así como a uno de los monjes se le ocurrió la idea de preparar la bebida a base de granos tostados.

Parece que las tribus africanas sabían del café desde la antigüedad, molían sus granos y elaboraban una pasta utilizada para alimentar a los animales y aumentar las fuerzas de los guerreros. Su cultivo se extendió en primer lugar en la vecina Arabia, llevado probablemente por prisioneros de guerra, donde se popularizó aprovechando la prohibición del alcohol por el islam. Yemen fue un centro de cultivo importante, desde donde se propagó al resto del mundo árabe.

Se le llamó entonces qahwa, que significa café. La palabra café procede de la palabra árabe qahwah que significa “estimulante”.​ La bebida se expandió desde Etiopía y llegó a los países árabes (Persia, Yemen, Arabia).

El café ha sido asociado históricamente a estilos de vida poco saludables, pero evidencias científicas han cambiado el panorama, demostrando que el café tiene también un importante papel en la nutrición.

Una taza de café contiene importantes cantidades de riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), magnesio, potasio y niacina (vitamina B3). Es uno de los productos de nuestro día a día que presenta mayores cantidades de antioxidantes, concretamente compuestos fenólicos como el ácido clorogénico, el ácido cafeico, el ácido ferúlico y el ácido cumárico, protegiendo a las células de la acción de los radicales libres.

Cualidades del café:

Debido a la cafeína, la ingesta de café estimula el sistema nervioso, favoreciendo un estado de “alerta” y el rendimiento cognitivo.

El café solo, con cafeína o descafeinado, regula los niveles de glucosa tras una comida, por eso se relaciona con un menor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Sus distintos compuestos fenólicos, antioxidantes, disminuyen el estrés oxidativo del organismo.

Con la ingesta de café se potencia y mejora la activación muscular.

En nuestro metabolismo facilita la oxidación durante la actividad física y favorece un control del peso corporal.

Posee efectos protectores en el desarrollo de enfermedades que afectan al hígado.

Es diurético, el componente mayoritario de una taza de café es agua. Además, también contiene minerales como potasio, sodio, magnesio y vitaminas del grupo B.

Es útil como apoyo al tratamiento de distintos tipos de dolor de cabeza y mejora nuestro estado de ánimo.

Se ha relacionado con una mayor longevidad y con menor riesgo de desarrollar patologías como Alzheimer o Parkinson.

Te aconsejamos que no lo tomes excesivamente caliente, si es necesario, déjalo reposar un par de minutos.

El mejor café es de grano natural, sobre todo si ha sido cosechado en su punto y recibe un buen proceso de tostado que origina que los ácidos grasos del café y todas las propiedades nutrimentales se manifiesten.

Sin lugar a dudas en Guerrero tenemos un excelente café en Costa Grande en Atoyac de Álvarez.

También se menciona que para formar una excelente taza de café debe de estar originada por 50 granos de café, es la medida perfecta.

Apreciar el sabor natural del café recién tostado, molido y hecho café es un festín para el paladar y nos brindan una gran carga de polifenoles que son antioxidantes que nos permiten combatir los radicales libres que nos ayudan a prevenir problemas de cáncer y a mantenernos más jóvenes.

El café debe de ser con medida, lo ideal es no más de 4 tazas al día.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *