Estreñimiento, un problema muy común pero poco mencionado

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

__________________________

El estreñimiento es un problema cada vez más frecuente en la mayoría de la población mundial, y en nuestro país cada vez se presentan más casos. Uno de los factores más recurrentes que ocasionan este problema de salud pública es la falta del consumo de fibra adecuado en nuestra dieta, la mala hidratación y la poca o nula actividad física que se presenta en la actualidad potencializada por el problema de la pandemia del Covid-19.

En el mundo, entre 14 y 20 de cada 100 personas padecen estreñimiento. Tres estudios de 2006 reportan para México una prevalencia de 14.4%. Sin embargo, una encuesta a tres mil personas, realizado por SIGAME (Síntomas Gastrointestinales en México), indica un mayor porcentaje de estreñimiento, 22%.

El estreñimiento tiene su origen del latín stringĕre, apretar, comprimir. Es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces escasas y duras. La frecuencia de las evacuaciones, varía entre personas, desde un par de veces al día hasta tres veces a la semana. Puede considerarse un trastorno según altere o no la calidad de vida.

El estreñimiento no es una enfermedad, sino un síntoma con muchas causas. A menudo se produce por ingerir alimentos con poca cantidad de fibra, falta de ejercicio físico, ingesta de poco líquido (sobre todo agua) o demorar la defecación. También es frecuente durante el embarazo. Algunos medicamentos pueden causar estreñimiento, como la codeína, ciertos antidepresivos que pueden suprimir la acetilcolina y los opiáceos que pueden retardar el movimiento de alimentos en el intestino.

Las complicaciones del estreñimiento comprenden las siguientes condiciones: Inflamación de las venas del ano (hemorroides). Hacer fuerza para evacuar los intestinos puede provocar una inflamación de las venas que se encuentran en el ano y alrededor de este. Ruptura de la piel del ano (fisura anal). Las heces grandes o duras pueden provocar pequeñas rupturas en el ano.
Heces que no pueden eliminarse (retención fecal). El estreñimiento crónico puede provocar una acumulación de heces duras que se atascan en los intestinos.
Lo ideal sería evitar este tipo de molestias con la modificación y la adaptación de hábitos de alimentación saludables y cambios en nuestro estilo de vida, recordemos que el peligro no es tan fuerte, pero sí puede causar grandes molestias y mermar la calidad de vida del paciente.
Me gustaría brindarte algunos consejos prácticos para evitar caer en este problema de salud pública y para poder revertirlo, toma nota:

  1. Bebe más agua potable natural, para adultos de 8 a 12 vasos.
  2. Mantente lo más activo posible y procura hacer ejercicio periódicamente, por lo menos 5 veces a la semana y más de 40 minutos.
  3. Procura controlar el estrés.
  4. Cuando sientas el impulso de defecar, no lo pases por alto.
  5. Procura establecer horarios regulares para evacuar el intestino, especialmente después de una comida.
  6. Asegúrate de que los niños que empiezan a comer alimentos sólidos consuman suficiente cantidad de fibra.
  7. Incorpora abundantes cantidades de alimentos ricos en fibra en tu dieta, incluidos los frijoles, vegetales, frutas, cereales integrales y salvado.
  8. Consume menos alimentos con bajo contenido de fibra, como los alimentos procesados, los productos lácteos y la carne.
  9. Busca siempre que tu plato contenga una gran variedad de colores, esta opción te ayudará a que se incluya un mayor porcentaje de fibra.

Recuerda que tu puedes evitar el estreñimiento siguiendo estos sencillos pasos y mejorar todos los síntomas que presentas, trata de acudir a una consulta de nutrición y médica para una valoración más profunda, recuerda que estas recomendaciones nunca sustituirán algún tratamiento médico o nutricional.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *