El origen del bolillo

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

________________________

Es importante mencionar que México cuenta con una gran variedad de ingredientes que hacen su cocina única. Tenemos que considerar a México como una mezcla de diversas culturas que dieron origen a esta gran nación, y es por ello que no debemos de extrañarnos en toda esa gran diversidad de platillos e ingredientes que forman parte de nuestra dieta que se ha transmitido de generación en generación, que es importante destacar y preservar esos ingredientes que nos ayudan a generar platillos emblemáticos y nutritivos que forman parte de la cultura gastronómica de nuestro país.

El bolillo es un elemento muy tradicional ya en la dieta del mexicano y además muy arraigado en nuestra capital Guerrerense, es imposible no mencionar que los gritos de bolillo que retumban en las calles no alegran a nuestro paladar.

El “trigo” es un cereal con una gran diversidad culinaria y una riqueza nutricional que lo hacen indispensable ya en la dieta del mexicano actual, su origen principal se remonta a la llegada del trigo a territorio americano. Existen varios relatos populares que señalan a un esclavo afrodescendiente, criado de Hernán Cortés, como el responsable de la llegada del trigo al nuevo mundo. Su nombre era Juan Garrido y se dice que en un bulto de arroz encontró tres granos de trigo que decidió sembrar. Al final solo uno germinó dando origen a lo que se convertiría en una enorme tradición panadera.

Sin embargo, es hasta el Porfiriato que la cultura francesa influyó en la vida cotidiana y en la cocina mexicana incluyendo la panadería. Y sobre el origen del bolillo se tienen diferentes historias, una de las más aceptadas, cuenta que su creador fue Camille Pirotte, uno de los panaderos de la corte de Maximiliano de Habsburgo.

Camille Pirotte, tras varias pruebas fallidas con un mismo tipo de masa la dejaba podrir, lo que provocó la fermentación del trigo actuando como la levadura que le hacía falta para darle la consistencia esponjosa que hoy conocemos. Pirotte era muy querido por la gente ya que les regalaba el pan que no se vendía y como no sabían pronunciar el apellido del panadero se fue acuñando la palabra «Birote» para denominar al pan que preparaba.

Sabemos que el bolillo esta precedido de una mala fama como la tortilla. La creencia popular es que son alimentos que nos hacen subir de peso por el contenido de hidratos de carbono que poseen, pero recordemos que ningún alimento por el solo hecho de comerlo nos va hacer subir de peso, es importantes mencionar que la frecuencia de consumo y las cantidades es lo que nos hace ganar más calorías y si esas calorías ganadas no son gastadas se almacenan en nuestro cuerpo y es lo que nos hace subir de peso.

Podemos decir que el bolillo es un alimento nutritivo, ya que está elaborado de trigo un cereal muy rico en hidratos de carbono (energía) y es una fuente de aminoácidos esenciales (que el cuerpo no puede producir por su cuenta) como la valina y la fenilalanina. Cien gramos de trigo cubren la cantidad diaria recomendada de estos nutrientes. El trigo es un alimento bastante completo ya que en su composición se encuentra gran variedad de minerales, como magnesio, fósforo, silicio, calcio, potasio, manganeso, y vitaminas como las del grupo B, C y E, lo que favorece a la salud de nuestra piel, de nuestros tejidos musculares y nerviosos.

El bolillo es un cereal importante en nuestra dieta, lo podemos comer con moderación, de preferencia sólo incluir un tipo de cereal en nuestro desayuno, comida y cena nos ayudará a no sobre pasar nuestro requerimiento energético, y recuerda que si vas a comer bolillo en algún tiempo de comida, evita utilizar otro cereal como maíz o arroz para complementar esa comida ya que esta tendrá un excedente de energía por la combinación de 2 o más cereales.

Ahora que tienes una idea un poco más clara del origen del bolillo, su aporte nutricional, te recomendamos que lo disfrutes con moderación. Sin lugar a dudas es un alimento lleno de mitos y virtudes que si las conocemos y sabemos combinar nos ayudará a seguir disfrutando de este delicioso cereal, el famoso bolillo.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *