Advierte diputado Celestino Cesáreo un regreso a clases “mal ejecutado” en Guerrero

Carlos Navarrete Romero/ Chilpancingo, Gro.

El diputado local por el PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, advirtió que no se puede enviar a niños y niñas a las aulas si el regreso a clases presenciales está “mal ejecutado” e “improvisado” y criticó al gobierno federal por presuntamente no querer asumir su responsabilidad ante los riesgos que esta determinación implica.

Así lo expresó este jueves durante la sesión virtual de la Comisión Permanente del Congreso local en la que intervino para fijar postura en torno a la decisión del gobierno federal de que el 30 de agosto sea el regreso a clases presenciales, determinación que en el caso de Guerrero podría ocurrir en al menos 17 municipios que tienen poca presencia de casos activos de COVID-19.

El legislador señaló que coincide en que es necesario retomar las actividades escolares para evitar un mayor daño a la educación, principalmente cuando la estrategia de educación a distancia aplicada por el gobierno federal, dijo, no encontró en Guerrero la infraestructura en conectividad para ofrecer buenos resultados.

Sin embargo mencionó que no se puede enviar a los alumnos a un regreso a clases “mal ejecutado, improvisado” y del que, denunció, el gobierno federal no se asume como corresponsable.

“Cabe aquí preguntar ¿Dónde está la responsabilidad del Estado, pero sobre todo de la federación, para con los educandos que puedan salir infectados por el COVID-19? ¿Cuál es el apoyo que los padres recibirán para su atención, para la aportación de los medicamentos? No olvidemos que el sistema de salud ha mostrado su incapacidad para responder a la demanda de la ciudadanía, la población se ha visto sola enfrentando esta pandemia”.

Cesáreo Guzmán indicó que hasta este día no se conoce a detalle cuáles son los protocolos de operación en las escuelas para mantener la sana distancia, además que no se ha precisado si las clases se impartirán en espacios abiertos o en los salones.

“Es cierto que nos ha tocado vivir en una nueva realidad y que ésta conlleva riesgos, pero una obligación fundamental del Estado mexicano no es minimizarlos, sino establecer acciones acordes a la realidad que se vive”.

El perredista refirió que pese a que el presidente ha dicho que en todos los casos el regreso a clases será de mutuo acuerdo entre padres de familia y maestros, no se vislumbra que se establezca un mecanismo para llegar a tales acuerdos.

“Banalizar el regreso a clases como se ha hecho, hace sino confirmar la patente incapacidad de conducir los asuntos de la República por el buen camino. Ese ruido mediático que surge desde la Presidencia sin duda da nota, se traduce en memes e inunda las redes sociales, pero está muy lejos de establecer la ruta para volver con la mayor seguridad posible, a la nueva normalidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *