Tiene Obispo “ofrecimientos” para pacificar la zona Norte, los planteará a Evelyn Salgado

Ángel Galeana/Chilpancingo

El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, reveló que tiene “ciertos ofrecimientos” para tranquilizar la zona Norte del estado, en donde grupos delictivos mantienen una violenta disputa por controlar la región, los cuales ofrecerá al gobierno entrante que “ojalá tenga oídos para escuchar”, ya que, dijo, con la administración de Héctor Astudillo Flores “no se puedo hacer nada”.

Entrevistado en la casa Diocesana en Chilpancingo, Rangel Mendoza indicó que ya tuvo una primera reunión con Evelyn Salgado Pineda, quien lo visitó en el lugar cuando era candidata, y con quien acordaron respetar la libertad de expresión, la libertad religiosa, las tradiciones, pero, sobre todo, la restitución la Subsecretaría de Asuntos Religiosos del Gobierno del estado que fue eliminada en la actual administración.

El Obispo dijo que se prevé otra reunión con Evelyn Salgado en la que le interesa plantear el tema de seguridad, y los ofrecimientos que tiene de que la zona Norte se pacifique, que, aunque no especificó de quién, se sobreentiende que se trata de grupos delictivos.

“Ustedes saben cómo está ahorita el Norte del estado, cómo está Iguala, Taxco, Tetipac, Pilcaya, entonces, yo por ahí tengo ciertos ofrecimientos de tranquilizar esa zona, y ojalá que el gobierno entrante tenga oídos para escuchar, porque con este saliente no pudimos hacer nada”, indicó.

Rangel Mendoza ejemplificó que, en Chilpancingo, durante dos años y medio, disminuyeron los índices delictivos porque se hicieron “ciertos arreglos decentes”, sin embargo, dijo que “expulsaron” al grupo delictivo de Chichihualco, en referencia al Cartel del Sur, “y entró otro, y lo que está pasando ahorita en Chilpancingo, como la muerte del ingeniero, ahorita están controlando el comercio, la carne, el pan, y es de este grupo nuevo”.

El Obispo, quien desde su llegada a la Diócesis ha promovido el diálogo entre el gobierno y los grupos delictivos como un instrumento de pacificación, dijo que es necesario que se lleguen a acuerdos y que no se perjudique a la población.

Al ser cuestionado sobre si planteará el diálogo a la gobernadora electora, Rangel Mendoza dijo que ella ya lo sabe y “todo depende de ella”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *