Agenda legislativa pendiente en Derechos Humanos

Hipólito Lugo Cortés tiene una licenciatura en Derecho, maestría en Ciencias, Área de Derecho Público, y estudios de doctorado en Derechos Humanos. Es visitador de la Oficina en Guerrero de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Fue secretario ejecutivo, secretario técnico, visitador general, y presidente del Comité para la Investigación de la Desaparición Forzada de Personas. También se desempeñó como presidente interino en la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero.

_____________________

La semana pasada concluyó su periodo la LXII legislatura de Guerrero, las diputadas y diputados que la conformaron incurrieron en diversas omisiones legislativas, que dejaron mucho que desear, sobre todo del grupo parlamentario de MORENA, que pregonan un cambio en la forma de ejercer la función pública, que no se vio reflejada en los hechos.

Ahora, se inicia una nueva legislatura, la LXIII, en la cual varios diputados repiten en esa responsabilidad hasta dos o tres veces -o más-, como si no hubiera cuadros nuevos, con miras a una renovación constante de las instituciones, y sobre todo, que estén alejados de los viejas malas prácticas políticas y parlamentarias, donde se ha privilegiado el interés personal, de los grupos y partidos políticos, dejando a un lado su compromiso y sensibilidad social que deben tener, y no han estado a la altura de ser dignos representantes populares; corresponderá a esta nueva legislatura, asumir su rol en estos tiempos de cambio, la esperanza ahí está y como inician en sus funciones, les concedemos el beneficio de la duda.

No omito comentar que, en el rubro de derechos humanos, la legislatura saliente incurrió en omisión legislativa; por ejemplo, tardaron dos largos años en designar a la presidenta de la comisión de los derechos humanos del estado de guerrero, y que a la fecha subsiste esa omisión respecto a la designación de los consejeros para integrar el consejo consultivo del citado organismo, pues sus integrantes ya culminaron su mandato de cuatro años, no obstante siguen en funciones y realizando actos fuera de la legalidad.

Así también los legisladores tienen pendiente la designación del titular del órgano interno de control de la referida comisión, así como la designación de sus homólogos del instituto de transparencia, acceso a la información y protección de datos personales, de la fiscalía general y del tribunal de justicia administrativa; del titular de la auditoría superior del estado, de los consejeros para integrar el consejo de políticas públicas, entre otros.

Sobre el tema de la omisión en la designación de los citados nombramientos, el diputado Alfredo Sánchez Esquivel ha declarado que “el tiempo no daba y simplemente corrió el procedimiento (…) se llegó a un punto en el que no se podía avanzar…y mejor en esta legislatura, porque los tiempos ya no daban”.

Vaya respuesta, pues es de esperarse, ante esa omisión legislativa y dejar esa responsabilidad al final, al cuarto para los doce; y, ese es el resultado, ineficiencia, dilación y una evidente falta de oficio político, que impidió avanzar en beneficio de los guerrerenses, ahhh, pero eso sí, cobraron su jugoso sueldazo, aunque no haya sido devengado con resultados para el pueblo de Guerrero; saben cuánto nos cuesta cada diputado?, bueno, eso será tema aparte.

El ya también varias veces diputado y que repite, Héctor Apreza Patrón, al abordar sobre esas omisiones reconoce que: “me parece que no fue lo más adecuado, respecto a la legislatura anterior…el mensaje pareciera que es que no querían que saliera…”; eso es, ni más ni menos, una manifiesta irresponsabilidad, máxime tratándose de coordinadores de las fracciones parlamentarias, como lo fue en su caso.

Ya la nueva presidenta de la mesa directiva del congreso local, la distinguida paisana taxqueña Flor Añorve Ocampo, refirió que “los nombramientos que dejó pendientes la pasada legislatura y que no tuvieron consenso, se tendrán que retomar”; que incluso, “habrá que volver a hacer el proceso, tal vez desde la convocatoria”; o sea, empezar de cero, esto representaría una total falta de respeto a los aspirantes y al pueblo de guerrero, pues ojalá y en ello se privilegie el diálogo y el consenso y elijan a los mejores perfiles, aunque sabemos que la ruta que toman es política y en lo oscurito, más allá de los méritos personales; ya veremos.

Pero, esta legislatura lamentablemente inicia con incongruencias políticas, vemos que prevalecen los desacuerdos, incluso hasta para cumplir lo que previamente entre ellos “acuerdan”, como lo es la integración de la JUCOPO, cuya toma de protesta no se concretó.

Desde luego que hay más temas relevantes pendientes que deberán abordar como la irreversible despenalización del aborto, la armonización legislativa sobre el derecho a la consulta libre, previa e informada para el proceso de reforma constitucional y legal sobre derechos de los pueblos indígenas y afromexicano, el matrimonio igualitario, identidad de género, etc., pues a cumplir con ese compromiso asumido con el pueblo de guerrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *