Inician en Chilpancingo campaña para exigir liberación de cuatro presuntos presos políticos

Alberto Gómez/ Chilpancingo, Gro.

La Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) inició este día una campaña para la liberación de cuatro presuntos presos políticos detenidos desde hace 20 años, de quienes piden sean contemplados dentro de la ley de amnistía que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, planteó en semanas pasadas.

Antes de las 11:30 de la mañana una decena de personas, entre defensores de derechos humanos y representantes de organizaciones sociales, se reunieron en Ciudad Judicial, sobre el paseo Alejandro Cervantes Delgado, en Chilpancingo, donde se pronunciaron a favor de la liberación de Gerónimo Hernández, Orlando Ávila, Gilberto Aguirre y Antonio Barragán.

Norma Mesino Mesino, dirigente de la OCSS, señaló que Gilberto Aguirre y Antonio Barragán fueron víctimas de tortura y fabricación de delitos.

Por otro lado, explicó que Jerónimo Hernández y Orlando Ávila fueron detenidos y sometidos a proceso por los delitos de secuestro y homicidio calificado respectivamente, cometidos en contra de personas que “nunca conocieron y ocurridos en lugares donde nunca estuvieron”.

Reiteraron que los cuatro casos entran en la propuesta que planteó el Ejecutivo para liberar a personas “injustamente encarceladas”.

“Los cuatro compañeros se encuentran presos por su participación en nuestra organización y por luchar por justicia para nuestros pueblos; así como por luchar el castigo a los responsables de la masacre de Aguas Blancas”, señalaron en el comunicado.

En ese sentido, solicitaron la intervención de la gobernadora electa, Evelyn Salgado Pineda, para lograr la inmediata libertad  de sus compañeros, ya que una de las deudas que debe de saldar con los gobiernos del pasado es, precisamente, la liberación de todos los presos políticos y de conciencia.

En el pronunciamiento, los activistas fueron acompañados por la presidenta de la Codehum, Cecilia Narciso Gaytán, presidente de la CIMEDDH, Adrián Ramírez López, el defensor del Centro de Derechos Humanos Minerva Bello, Hegel Mariano, Diana Itzel Hernández Hernández, representante de la Organización Indígena Campesina Vicente Guerrero y de la hija de Lucio Cabañas, Micaela Cabañas Ayala, representante de la CNDH en el estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *