Junto a la ONU, presentan autoridades estrategia para erradicar violencia contra las mujeres en Montaña y Costa Chica

Alina Navarrete Fernández/Tlapa de Comonfort, Gro.

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, la representante de ONU Mujeres en México, Belén Sanz Luque, y la representante de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Hilda Téllez Lino, coincidieron en la necesidad de eliminar los matrimonios forzados y la venta de mujeres en Guerrero.

Mientras que la gobernadora Evelyn Salgado Pineda pidió “no estigmatizar a Guerrero” y reiteró su compromiso para transformar a la entidad en “un santuario para las mujeres”, con el apoyo de todas las autoridades involucradas.

Lo anterior, durante la presentación de la Estrategia para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Niñas y Adolescentes en las regiones Montaña y Costa Chica, que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Tecnológico de la Montaña, con sede en la ciudad de Tlapa.

En el evento, Evelyn Salgado firmó el convenio de la Estrategia que también suscribieron los 21 alcaldes de las regiones Montaña y Costa Chica en la que se implementarán acciones para salvaguardar los derechos humanos de las mujeres. 

La titular de la Secretaría de la Mujer de Guerrero, Violeta Pino Girón, presentó las 10 líneas de acción a nivel municipal y estatal que se implementarán para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

Las líneas de acción en el ámbito municipal son la elaboración de un reglamento para los sistemas a cargo de prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres; la formulación de programas para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, y de igualdad entre mujeres y hombres.

También se implementará un programa de capacitación y profesionalización al personal involucrado en la materia; se trabajará con los Ayuntamientos de Acapulco, Ayutla de los Libres, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, Zihuatanejo, Ometepec, Tlapa y Chilapa, mismos que cuentan con Alerta de Violencia de Género, para dar cumplimiento a las recomendaciones correspondientes.

En el ámbito estatal, se instalarán sistemas para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres; se formularán programas en la materia, así como de igualdad entre mujeres y hombres, con la participación de los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo, y organizaciones civiles, en los que se delinearán las políticas públicas, programas y acciones en el ámbito de su competencia.

Se fortalecerán los centros de atención a mujeres víctimas de violencia, poniendo énfasis en la profesionalización y especialización del personal, así como la elaboración y actualización de protocolos.

Por otra parte, se establecerán reuniones de trabajo con el Congreso del Estado para definir presupuestos que se otorgarán a los Ayuntamientos para que realicen acciones concretas para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia.

La Secretaría de Seguridad Pública continuará realizando acciones de prevención del delito y capacitación a policías; finalmente, se promoverá la coordinación con los observatorios ciudadanos que dan seguimiento y monitoreo la violencia contra las mujeres.

Tras la intervención de Violeta Pino, Nadine Gasman expresó que en el Inmujeres “queremos dejar de contar violentadas, niñas violadas, queremos prevenir la vida de las mujeres”

Señaló que “lo que se ha hablado de los matrimonios forzados” en la región Montaña llamó a las autoridades a la necesidad de implementar una estrategia integral como la que presentó la administración de Evelyn Salgado.

En ese sentido, propuso que se instale una “mesa transparente de trabajo” en la que participen los tres niveles de gobierno, acompañados por la ONU, para garantizar la igualdad de las mujeres y detectar sus necesidades sociales, de educación y empleo. 

Belén Sanz puntualizó que “será imposible avanzar si seguimos normalizando violencia”. Expuso que en el mundo, 1 de cada 3 mujeres ha sufrido alguna forma de violencia en distintas etapas de su vida, en el espacio público o privado; mientras que en México, 7 de cada 10 mujeres han manifestado ser víctimas de violencia. 

En Guerrero, 1 de cada 3 mujeres ha sufrido un tipo de violencia y concretamente han contraído matrimonio siendo menores de edad. “En el 2019, con mucho dolor para las personas aquí reunidas, Guerrero ocupó el primer lugar nacional por porcentaje de matrimonios de mujeres jóvenes de 15 a 19 años”.

“Cuando las mujeres contraen este tipo de matrimonios tempranos tienen grandes consecuencias en el desarrollo de su vida, pueden abandonar sus estudios en edad temprana y no completar su ciclo escolar, afectaciones a su salud, incluyendo embarazos precoces que son causas de muerte de las niñas entre 15 y 19 años en el mundo, y tiene consecuencia para contribuir al desarrollo de comunidad”.

Añadió que es preciso atender las causas estructurales de todas las formas de violencia, que tienen que ver con la desigualdad y con los roles y estereotipos “que buscamos transformar para poner valores comunitarios que tienen  que ver con igualdad y respeto”.

Finalmente, Hilda Téllez se comprometió a sumar acciones para garantizar los derechos humanos y recordó que hay mujeres olvidadas, como aquellas que se encuentran privadas de su libertad, por lo que se emprenderán acciones para mejorar sus condiciones de vida y que tengan una adecuada y pronta reincerción a la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *