Debate por presupuesto federal termina en señalamientos personales entre diputados

Carlos Navarrete Romero/ Chilpancingo, Gro. 

Este miércoles diputados de Morena, PRI y PRD sostuvieron un intenso debate por la reciente aprobación del presupuesto de egresos del gobierno federal: mientras los diputados del partido en el poder defendieron la distribución del mismo, los de oposición criticaron la reducción que hubo en diferentes rubros, discusión que terminó con un intercambio de señalamientos personales entre el morenista Joaquín Badillo Escamilla y el perredista Bernardo Ortega Jiménez.

El tema lo llevó a tribuna la diputada local del PRI, Alicia Zamora Villalba, quien programó una participación en la sesión de éste día del Congreso para fijar postura en torno a la aprobación del presupuesto federal por un monto de 7.1 billones de pesos. 

Al respecto la priista afirmó que existe un déficit presupuestario de más de 857 millones de pesos, pues advirtió que el gasto programado por la federación para 2022 es menor a lo que se pretende ingresar.

También criticó que mientras al ISSSTE y al IMSS se les incrementó el presupuesto en apenas un 3 y 8 %, la Secretaría del Bienestar, responsable de operar los diferentes programas de asistencia social, presentó un aumento del 28 %.

En contraste, expuso que el Programa de Mejoramiento Urbano y Vivienda tiene una disminución del 52 %, el Programa Nacional de Reconstrucción (que atiende afectaciones generadas por sismos y huracanes) del 4 % y Sembrando Vida del 2 %. También criticó que se haya disminuido en un 47 % el presupuesto para desarrollo económico, un 25 % en campo y 11 % en Defensa Nacional.

En respuesta, subió a tribuna el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y coordinador parlamentario de Morena, Alfredo Sánchez Esquivel, quien lamentó que se critique el presupuesto pese a que hay un incremento en diferentes programas, como el de becas para estudiantes. 

“Para el caso de Guerrero más de 3 mil millones de pesos de incremento, únicamente reflejados en la ley de ingresos, posteriormente esto significará un incremento superior. Con los convenios que celebrará el gobierno estatal con el federal, puede  significar para Guerrero un incremento  de 5 o 6 mil millones de pesos de manera mesurada”

Sánchez Esquivel reconoció que en diferentes lugares del país “sigue habiendo carencias”, pero destacó que en el actual gobierno los pobres “que nunca les había tocado nada, ahora les toca algo”.

A la crítica contra el presupuesto se sumó el diputado local del PRD, Bernardo Ortega, quien aunque celebró que incrementó el presupuesto para los programas sociales dijo que éstos no han conseguido disminuir la pobreza en la entidad. 

“Que bueno que incrementa el presupuesto para los programas sociales, porque ayudan a miles de familias guerrerenses, pero  cuando uno revisa el crecimiento del número de pobres en el país nos preguntamos si estos programas son útiles  para la brecha de pobreza que tanto ha lacerado al pueblo de México y en particular a Guerrero”.

De igual forma, condenó los presuntos recortes a rubros como agricultura, desarrollo rural, infraestructura del agua y educación tecnológica.

“El ejercicio de un análisis crítico  no debe molestar a nadie, ni debe incomodar, peor es querer hacer como que no sucede nada y es mejor mirar la realidad y corregir lo que sea necesario”, expuso. 

Para responder, intervinó el diputado de Morena, Joaquín Badillo, quien aseguró que el presupuesto aprobado está bien distribuido, pues atiende a los más necesitados del país y garantiza la realización de grandes proyectos como la construcción del Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el aeropuerto Felipe Ángeles de Ciudad de México. 

Sin embargo, durante su participación Badillo Escamilla pidió a los diputados de oposición que “no se vayan con las estadísticas que ni  entienden”, lo que motivó la molestia de Bernardo Ortega y Alicia Zamora, quienes afirmaron que la expresión del morenista era una falta de respeto, lo que ameritó que la presidenta de la Mesa Directiva, Flor Añorve Ocampo, le llamara la atención. 

Tras esto, el legislador de Morena hizo otro comentario que tampoco fue bien recibido por el perredista, pues Badillo Escamilla aludió, de manera indirecta, las actividades a las que se dedica presuntamente uno de los hermanos de Bernardo Ortega, señalado como líder del grupo delictivo Los Ardillos. 

“De verdad compañeros, si alguien se siente aludido le ofrezco una disculpa, no es mi intención generar un debate que pase a temas personales, no creo compañero Bernardo  que sea motivo de que te conduzcas a mi persona, porque te conozco y yo no estoy tomando  cuestiones a lo que tú te dediques o a lo que tú hagas o lo que haga tu familia, tu  servidor está haciendo uso de la tribuna con respeto, está haciendo uso de la tribuna sin mencionar a nadie, sin aludir a nadie, sin mencionar nombres”, expresó el morenista.

De inmediato, Flor Añorve volvió a llamar la atención de Joaquín Badillo, a quien pidió dirigirse con respeto al resto de los diputados, “yo le vuelvo a reiterar esa petición de no tener diálogos con diputados y de preferencia a sus actividades”.

Tras la alusión, el perredista volvió a subir a tribuna para reclamar al diputado de Morena a quien le exigió que, de tener pruebas de su posible vínculo con actos ilegales, presente la denuncia correspondiente ante las autoridades. 

“La verdad yo lamento mucho el que la novatez, la inexperiencia y la soberbia aflore en este pleno, creo que nosotros los diputados merecemos respeto de nuestros pares, no somos ignorantes y no somos tontos. El diputado Joaquín Badillo ha querido ser siempre el diputado que cree que él tiene la razón, yo he sido  respetuoso con ustedes, no les parecerán mis puntos de vista, tal vez no coincidimos en mis posiciones políticas, pero el diputado Joaquín Badillo, él ha actuado aquí, viene a regañarnos como si estuviera en su empresa (…) Decirle a Joaquín Badillo que si él tiene pruebas de que yo soy un delincuente, que si yo he agraviado a alguien, él lo dijo, que en todo caso acuda a las instancias”.

Pese a que fue reconvenido por Flor Añorve, quien le pidió a Bernardo Ortega dirigirse con respeto al pleno, éste reiteró su postura en torno a Joaquín Badillo: “por lo tanto, le pido a Joaquín Badillo que si tiene alguna prueba que me involucre, estoy dispuesto a comparecer Joaquín, que pongas la denuncia y yo compareceré y cada quien es responsable  de sus actos y de sus hechos, una vez cumpliendo 18 años en adelante no soy responsable ni de mis hijos, de  sus acciones”.

Tras varios minutos de debate sobre el tema, Alfredo Sánchez solicitó un receso de 5 minutos a la Mesa Directiva, mismo que fue concedido. Posteriormente el pleno aprobó por unanimidad que el tema había sido suficientemente discutido, por lo que las intervenciones se dieron por concluidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *