Cacao, un fruto de Dios para el mundo

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

______________________________

El caco es un fruto originario del continente americano, proviene de un árbol cuyo nombre científico es Theobroma cacao que en griego significa “alimento de los dioses”.

El árbol de cacao tiene las siguientes características: una altura de 4 a 8 m, sus frutos son bayas alargadas que contienen de 30 a 40 semillas de color marrón-rojizo por fuera, cubiertas de una pulpa blanca dulce y comestible. Su hábitat natural son los bosques húmedos tropicales de clima cálido, Tarda entre 5 y 6 años en dar sus primeros frutos, y 6 meses en madurar.

En México desgraciadamente su producción ha disminuido considerablemente, a nivel mundial no destacamos en la producción de cacao, son los continentes africano y asiático quienes sobresalen por su gran producción. Es algo paradójico que en los países de donde es originario el cacao su producción haya disminuido considerablemente.

En especial en nuestro territorio, muchos años atrás, era parte de la dieta de las culturas Olmeca, Maya y Azteca. Los olmecas lo consumían en forma de bebida, molían el cacao y lo condimentaban con especies o hierbas. Los aztecas también lo bebían y lo llaman techocolat, cuyo consumo estaba reservado exclusivamente para el emperador, los nobles y los guerreros.

La vaina del cacao valía más para los indígenas que el oro y lo utilizaban como moneda de cambio para el trueque. Actualmente en México los estados con mayor producción de cacao son Tabasco, Guerrero y Chiapas donde todavía conservamos algunas bebidas tradicionales a base de cacao y algunos otros cereales, por ejemplo, en tabasco y Chiapas se consume el pozol y en nuestro estado de Guerrero el famoso Chilate.

El valor de las antiguas culturas al grano de cacao hoy en día lo podemos respaldar ya que es un fruto sorprendente que desgraciadamente poco a poco lo hemos sacado de nuestra dieta y el consumo de cacao es muy bajo. Esto esto hace que nos perdamos de todos los beneficios que contiene.

Los principales componentes de la semilla del cacao son las grasas (24 por ciento) y los hidratos de carbono (45 por ciento). Las grasas proceden de la manteca de cacao, que contiene gran cantidad de ácido esteárico, un ácido graso saturado que, a diferencia de otros, no aumenta el colesterol en la sangre.

El chocolate contiene además teobromina, una sustancia que ejerce una acción tónica sobre el organismo, activa la diuresis y estimula la circulación sanguínea.

Este alimento aporta vitamina A y B y minerales como el calcio, fósforo, hierro, magnesio, cobre y potasio.

Además, si al chocolate se le añade leche, el aporte de calcio se incrementa notablemente. Asimismo, el ácido fólico y la tiamina (B1) que contiene el cacao como materia prima, son nutrientes indispensables para la regulación del metabolismo. Por otra parte, los polifenoles contenidos en el cacao evitan la oxidación del colesterol y se les ha asociado como compuestos esenciales para prevenir trastornos cardiovasculares y para estimular las defensas del organismo.

El valor nutritivo y energético de este alimento es muy alto. De hecho, el cacao proporciona 293 calorías por cada 100 gramos y el chocolate, según su composición, aporta entre 450 y 600 calorías.
En su forma más pura, el cacao contiene mayor cantidad de antioxidantes que otros productos como el vino o el té verde, los cuales actúan contra los radicales libres y protegen las células.

Por sus componentes es un alimento ideal para el consumo de deportistas sobre todo si es un chocolate artesanal.

Es posible generar programas productivos dentro de nuestro estado para el cultivo del cacao y la producción de chocolate artesanal que podría traer una gran serie de beneficios en nuestra salud, generar fuentes de empleo y activar nuestra economía local.

Recuerda que el chocolate artesanal con una cantidad pequeña de azúcar aporta un sinfín de beneficios, debemos de preferir el chocolate artesanal al procesado y consumirlo de manera responsable.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *