Diabetes gestacional, ¿cómo evitarla?


José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

___________________________


Uno de los mayores propósitos en nuestra vida es poder materializar el amor de una pareja a través de un bebé, es sin duda un gran regalo que Dios nos otorga, el poder ser padres, y una gran ilusión para muchas personas.

La diabetes gestacional se define como cualquier grado de alteración en el metabolismo de la glucosa que se detecta durante el embarazo, esto quieres decir que antes o después del embarazo es posible tener una glucemia normal, tener prediabetes o diabetes. Durante el embarazo no existen los estados prediabeticos, la persona es normal o diabética. 

La diabetes gestacional es la intolerancia a los hidratos de carbono diagnosticada por primera vez durante el embarazo; afecta, aproximadamente, el 14% de todos los embarazos. Su prevalencia varía según los criterios diagnósticos utilizados en cada institución.

Establecer el diagnóstico y tratamiento oportunos mejora el pronóstico perinatal porque disminuyen las complicaciones perinatales, la morbilidad y la mortalidad y los costos por salud.

La cifra de diabetes mellitus aumenta considerablemente y se sabe que alrededor del 60% de las mujeres con diabetes gestacional en 2 en 5 a 10 años después del parto tendrán diabetes tipo 2. En nuestro país no existe un consenso de cómo establecer el diagnóstico en nuestra población; por tanto, se carece de estadísticas confiables y, lo más importante, sigue habiendo mujeres que no son diagnosticadas oportunamente, lo que es muy importante para tener menos riesgo de padecer diabetes gestacional.

Una de las prevenciones es tener un buen peso para tu estatura, un porcentaje de grasa adecuado y buenos hábitos de alimentación, esto ayuda significativamente a no padecer esta enfermedad.


¿Por qué razón tiene importancia la diabetes gestacional?  El hecho de que se eleven los niveles de glucosa en la sangre de la madre puede acarrear consecuencias negativas tanto para la madre como para el feto.

¿A qué se debe que se pueda elevar la glucemia durante el embarazo? Resulta que la placenta es un órgano endocrino supremamente activo y produce muchas hormonas que se oponen a la acción de la insulina, entre ellas, una muy importante: el lactogeno placentario, esta hormona se encarga del crecimiento del feto, se opone a la acción de la insulina materna, lo que  ocasiona que la futura madre sea más propensa a que se le eleve la glucemia, esto le pasa a todas las mujeres entre las semana 24 y 28 del embarazo cuando existe una elevación de la hormona lactogenoplacentario, pero solamente las que tienen ciertos factores predisponentes llegan a desarrollar una diabetes gestacional a consecuencia de ello. 

¿Cuál es la implicación de estos altos niveles de glucosa en la madre? Una de las principales implicaciones es que a través de la placenta llegan al embrión o feto en formación altos niveles de glucosa y esto ocasiona estimulación del páncreas de ese feto y el páncreas se va a hipertrofiar desde una edad muy temprana y va a producir una gran cantidad de insulina para el feto, puede ocasionar que el feto sea más grande de lo normal (macrosomia), se va a producir más líquido amniótico de lo normal (polihidramnios), cuando se dé a luz al bebé y se corte ese flujo de glucosa que venía de la mamá tan grande, este feto tan grande que produce insulina puede ocasionar que exista una gran baja de glucosa en el bebé y ocasione hipoglucemias, hipocalcemias; obviamente si es un bebé muy grande puede ocasionar problemas en el parto, necesidad de cesárea, aumentar el riesgo de malformaciones congénitas y problemas cardiovasculares.

Por lo anterior es que necesitamos detectar la diabetes gestacional a tiempo para tratarla y, mejor aún, prevenirla para tener una mejor calidad en el embarazo.

La orientación nutricional es clave antes, durante y después del embarazo para prevenir la diabetes gestacional. La dieta no tiene que ser jamás restrictiva ni debe de estar limitada en grupos de alimentos, debe de ser una dieta equilibrada que contenga las proporciones adecuadas de cada grupo de alimento.

Lo ideal es comer en porciones pequeñas y realizar de 5 a 6 comidas al día para mantener los niveles de glucosa estables y evitar picos de glucosa y poner a trabajar a marchas forzadas al páncreas, eso ayudará.

Incluir hidratos de carbono de absorción lenta, cereales integrales ayudarán a que los niveles de glucosa suban poco a poco, buscar alimentos de índice glucémico bajo, es decir, que tengan poca azúcar. En lugar de tomar un vaso de jugo de naranja, que para prepararlo voy a necesitar el jugo de 3 a 4 naranjas, esto sería el azúcar de 4 porciones de fruta, lo ideal sería comer una naranja en gajos porque ahí tenemos mayor aporte de fibra y poco a poco se va asimilar la glucosa en sangre.

Consumir porciones de fruta con cáscaras e incluir verduras ayudarán a tener una mejor digestión y contribuir con la absorción más lenta de la glucosa.

El ejercicio de forma regular durante el embarazo, siempre y cuando no esté contraindicado por su ginecólogo, también ayudará a poder normalizar los niveles de glucosa, caminar y hacer ejercicios de estiramiento serían la mejor opción ya que son de bajo impacto.

Recuerda visitar a tu nutriólogo y ginecólogo para tener un embarazo mucho más saludable y evitar poder desarrollar diabetes gestacional, ¡Disfruta tu embrazo de una manera saludable tu bebé y tu son lo más importante!

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *