Denuncia de Eloy Romero es represalia por despido, responde encargado de Sembrando Vida

Ángel Galeana/Chilpancingo

El coordinador territorial del programa Sembrando Vida en Guerrero, Alejandro Zepeda Castorena, señaló que la denuncia en su contra que presentó el ciudadano Eloy Romero Gatica es una posible represalia porque fue despedido como trabajador federal al encontrársele una serie de irregularidades.


En conferencia de prensa en Chilpancingo, en la que no permitió que se le hicieran preguntas, Zepeda Castorena señaló que Eloy Romero Gatica trabajaba como responsable del territorio 13 del estado, tras ser contratado por la Subsecretaría de Planeación y Evaluación y Desarrollo Regional, pero fue despedido el 30 de junio.


Dijo que las causas del despido se debieron fundamentalmente a tres irregularidades: Por una denuncia en su contra por violencia laboral presentada el 23 de junio en el Centro de Justicia para Mueres del Estado, el incumplimiento de sus funciones que fueron denunciadas por el alcalde Zitlala el 23 de mayo, y la designación, sin contar con atribuciones correspondientes, de becarios en los municipios de Zitlala, Mártir de Cuilapan y Tixtla, quienes, dijo, realizaron trabajos de encuestas, geolocalización, y entrega de tarjetas, desplazándose en territorios sin estar vinculados en el programa y presentando un riesgo de integridad y de trabajo.


“Estamos haciendo un análisis exhaustivo del territorio de donde él prestaba servicios, y creemos que por despedirlo del programa, por haber cometido estas irregularidades, tomó represalias en contra de su servidor como responsable territorial del programa en el estado”, dijo.


Eloy Romero Gatica, quien se presentó ostentando la medalla al premio Mérito Civil 2019 en Desarrollo Rural, presentó ayer una denuncia ante la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) en contra del delegado Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, Alejandro Zepeda Castorena y Orlando Prado Bravo, a quienes los acusó de utilizar el programa Sembrando Vida con fines electorales.


Directamente acusó a Alejandro Castorena de permitir dobles plazas dentro del programa Sembrando Vida, como el caso de Javier Santiago Chávez y Cristian Silva Durán, quienes, dijo, trabajaban en Proyectos de Desarrollo Territorial (PRODETER) y a la vez en Sembrando Vida.


Alejandro Zepeda dijo que es falso, puesto que ambos personajes renunciaron a PRODETER, que es operado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca, y Desarrollo Rural (SAGADEGRO) de lo cual tienen como medio de prueba un documento firmado el 19 de junio por el director de proyectos especiales de la dependencia, Oscar Sánchez Luna, en donde consta que los dos ya no laboran en ese lugar.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *