Protestan periodistas en Chilpancingo por amenazas de muerte a compañeros de Iguala

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

Periodistas de Chilpancingo se manifestaron en la sede de la Fiscalía General de la República (FGR) y Palacio de Gobierno, para exigir a las autoridades de los tres niveles que garanticen la libertad de prensa y la integridad física de los reporteros de Iguala.

El martes, mediante un comunicado, periodistas de ese municipio dieron a conocer que un grupo de la delincuencia organizada los amenazó de muerte por dar cobertura y publicar hechos de violencia en la región Norte de Guerrero; incluso les advirtieron que «en las próximas semanas» uno de ellos será ejecutado.

Como muestra de solidaridad, el gremio periodístico de Chilpancingo llevó a cabo una protesta «pacífica». Primero hicieron un mitin en la explanada de la delegación de la FGR, ubicada en la colonia El Potrerito, al sur de la ciudad, donde el reportero Jesús Saavedra Lezama señaló que la situación de sus compañeros de Iguala es grave.

Mientras que el representante de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG), Jacob Morales Antonio, criticó que ayer durante el mensaje por su quinto informe, el gobernador, Héctor Astudillo Flores, presumió que se ha avanzando en materia de seguridad.

«El gobernador dijo que ya no estamos como hace cinco años que fue cuando llegó al poder. Pareciera que lo que estábamos escuchando ayer a través de las redes sociales era el informe de una autoridad que gobierna una provincia de Suecia o Suiza. Lo que se dijo ayer aquí nada tiene que ver con la realidad que se vive en Guerrero».

«Hoy, la mayoría de la ciudadanía sigue padeciendo esta inseguridad porque el gobierno estatal ni el federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador han resuelto este grave problema».

Recordó que en los últimos cinco años fueron asesinados siete periodistas en la entidad y la Comisión Estatal de Derechos Humanos acumula denuncias por más de 30 agresiones cometidas por funcionarios estatales y municipales en contra de reporteros, de las cuales no se ha informado el avance.

Declaró que los reporteros de Iguala fueron amenazados por grupos de la delincuencia que desde hace casi una década han mantenido aterrorizada a la población de esa región, por lo que exigió a López Obrador y a Astudillo Flores que paren la ola de violencia que padece el municipio y garanticen la libertad de prensa y la integridad física de sus compañeros.

Aseguró que «las autoridades de los tres niveles de gobierno saben perfectamente quienes son y cómo operan estas organizaciones criminales, las hacemos responsables de lo que les pueda ocurrir a nuestros compañeros de Iguala».

Por su parte, el secretario general de la delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), Luis Blancas Rayo, expresó su solidaridad con los reporteros de la región Norte; además dijo que «el incremento de violencia por la pugna del control de territorios entre grupos de la delincuencia organizada en Iguala ha provocado una zona silenciada que obstaculiza el trabajo de los medios de comunicación y compañeros para informar a la población de lo que está pasando en ese lugar».

Reiteró el llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno a que garanticen el derecho a la libertad de expresión enmarcado en el Artículo 6 de la Constitución Mexicana.

Al concluir, los periodistas marcharon hasta el Palacio de Gobierno mientras coreaban consignas como «libertad, libertad, a la prensa libertad», «Astudillo, escucha, la prensa está en la lucha» y «periodistas de Iguala, Chilpancingo los respalda».

De inmediato, policías estatales que resguardaban las instalaciones cerraron la puerta principal, mientras que los comunicadores se brincaron las vallas metálicas para repetir el mitin.

Además, realizaron un performance en el que Manuel Segura Cruz, reportero de Guerrero Al Instante, representó a un periodista asesinado, con las manos atadas a la espalda, rodeado de pancartas con mensajes en los que se exigió no más agresiones contra la prensa.

La manifestación que comenzó poco después de las 11 de la mañana, concluyó luego del mediodía; antes de retirarse, los periodistas colocaron las pancartas sobre las letras que forman la palabra «Guerrero», mismas que adornan el acceso principal al Palacio de Gobierno.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *