Jacinto Palacios y Raquel Acosta, los dos muertos tras el choque con el camión de Ayotzinapa

Ángel Galeana/Chilpancingo

Las dos personas que murieron la tarde del pasado viernes en el libramiento de cuota Chilpancingo-Tixtla, en el choque entre el autobús tripulado por normalistas de Ayotzinapa y un vehículo compacto, conocido popularmente como vocho, fueron identificados como Jacinto Palacios Celino y Raquel Acosta Ayala.

De acuerdo con familiares, los cuerpos fueron identificados plenamente la noche de este sábado, tras la realización de las pruebas correspondientes.

Jacinto Palacios Celino era un conocido promotor deportivo, especializado en artes marciales mixtas. En la página de la escuela Evolution Guerrero lo reconocieron como su director

“Triste noticia es la que compartimos, lamentablemente falleció el profesor Jacinto Palacios Celino, un destacado peleador, entrenador y promotor deportivo; Director de la escuela Evolution Guerrero. Descanse en Paz”, fue el mensaje con el que confirmaron el fallecimiento.

En redes sociales circularon diversas esquelas en su memoria, una de ellas fue de la presidenta municipal electa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández Martínez, quien lo reconoció como su amigo. También la excandidata a la gubernatura del estado por el PAN, Irma Lilia Garzón Bernal lamentó su muerte.

De la otra víctima del choque, Raquel Acosta Ayala, no hay mayores referencias hasta el momento, sin embargo, el mediodía de este domingo, uno de los promotores de la sierra como octava región, e integrante del Grupo Sierra, Rigoberto Acosta González, informó que era su sobrina.

De acuerdo con el mensaje que escribió Acosta González en sus redes sociales, Raquel Acosta era madre de tres hijos, hija de Jerónimo Acosta y Alejandra Ayala, así como hermana de Gabriel y de otra mujer menor que ella.

Ambos murieron en el choque del pasado viernes. Sus cuerpos quedaron prensados en el automóvil en el que viajaban y posteriormente se incineraron.

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado no informado sobre la investigación del accidente.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *