Que normalistas de Ayotzinapa den el nombre del chofer del autobús, piden familiares de víctima

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

Hafid Josué Palacios Espinoza, hijo del deportista Jacinto Palacios Celino, declaró que los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa deberían demostrar su solidaridad con las familias de quienes murieron en el accidente del pasado viernes dando el nombre de la persona que conducía el autobús involucrado en el choque.

Además, pidió que la investigación del accidente pase a manos del Ministerio Público de Chilpancingo, debido a que las autoridades de Tixtla están «un poco del lado» del autobús en el que viajaban los normalistas y pretenden responsabilizar a Jacinto Palacios.

El pasado 17 de septiembre, un autobús de normalistas de Ayotzinapa chocó con un vehículo sedán, en el que viajaban Jacinto Palacios y la sobrina del extitular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Rigoberto Acosta González, Raquel Acosta Ávila; ambos fallecieron en el acto, mientras que los estudiantes se fueron del lugar, hecho que desató una campaña de desprestigio en contra de los jóvenes y la institución.

Hoy, en conferencia de prensa, Hafid Josué Palacios, su madre Violeta Espinoza Antaño y el coordinador de la organización de discapacitados Leonardo Bravo, Manuel García Navarrete, pidieron a las autoridades que los peritajes se realicen «como se debe».

«Encontramos renuentes a las autoridades de Tixtla, un poco del lado del autobús en que viajaban los estudiantes, nosotros no queremos que se haga una injusticia, queremos que sean muy justos tanto con nosotros como con las personas que iban en el autobús y si lo justo es que tengan un castigo esas personas, que así sea», expresó.

Detalló que a la fecha ni el gobernador Héctor Astudillo Flores ni el titular de la Fiscalía General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, se han comunicado con la familia del deportista para informar los avances de la investigación de oficio que está a cargo del Ministerio Público de Tixtla.

Recordó que Héctor Astudillo informó que el martes se darían a conocer los resultados del peritaje, pero esto no ocurrió. En ese sentido, precisó que la familia de Jacinto Palacios esperará a conocer lo que las autoridades hayan concluido, antes de decidirse a tomar acciones legales.

Contó que cuando acudió a preguntar sobre la investigación al ministerio público de Tixtla, la persona que lo atendió le comentó: «me dijo no soy perito, pero al parecer yo tengo esta perspectiva de la situación, me marcó un croquis y me dice yo alcanzó a percibir que el vochito invadió el carril; entonces, por el hecho que el vochito invadió el carril el del autobús perdió el control y fue que se suscitó esta situación».

Para Josué, esa versión es tiene un indicativo de sesgo en la investigación: «no es necesario ser perito para darnos cuenta de cómo están las cosas». La familia de Jacinto Palacios señaló que las autoridades pretenden responsabilizar al deportista del accidente «para evitar un tipo de reacción» de parte de los normalistas de Ayotzinapa.

A pregunta expresa de si considera que las autoridades protegen a los normalistas de Ayotzinapa, contestó: «De alguna manera sí».

El lunes pasado, los normalistas dieron inicio a la jornada de acciones a 7 años de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala; ese día, un representante de la institución aseguró que los jóvenes no conducen los autobuses en los que viajan y se solidarizó con las familias de Jacinto Palacios y Raquel Acosta.

Al respecto, Hafid Josué Palacios señaló que los normalistas saben quién iba manejando el autobús. «Esa sí sería una manera de solidarse (…) con decir un nombre». Por otra parte, criticó que los jóvenes no se hayan ido en el momento del accidente, dejando a Jacinto Palacios y Raquel Acosta en el automóvil que terminó por incinerarse.

Finalmente, manifestó que la familia de Jacinto Palacios no está en contra de la Normal Rural de Ayotzinapa y no se involucrará en la polémica sobre la petición de que se cierre, pero consideró que los estudiantes realizan acciones que son «atropellos a muchas personas, ahorita fue mi padre y después, ¿cuántas personas más?».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *