Embarazo: una etapa de amor, nutrición y generador de vida

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

_______________

Cuando hablamos del embarazo es muy importante visualizarlo como una etapa muy agradable de la mujer y la pareja. Es crucial visualizar el embarazo como un estadio que lleva al límite el cuerpo y puede poner en riesgo la salud de la madre, es por ello que toma vital importancia planearlo para evitar correr la mayor cantidad de riesgos posibles, tanto para la madre como para el bebé.

El FIGO (Comité de Aspectos Éticos de la Reproducción Humana y la Salud de las Mujeres de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia), definió el embarazo como la parte del proceso de reproducción humana que comienza con la implantación del conceptus en la mujer.

El embarazo se inicia en el momento de la nidación y termina en el parto. Para la Organización Mundial de la Salud, (OMS) el embarazo comienza cuando termina la implantación del embrión en el útero, ya que, en muchos casos, el óvulo es fecundado, pero no llega a implantarse y el embarazo no comienza.

La implantación es un proceso que comienza unos 5 o 6 días después de la fecundación y que consiste en la adherencia del blastocito a la pared del útero, cuando el blastocito atraviesa el endometrio e invade el estroma, luego la superficie del epitelio se cierra y se completa el proceso de nidación, comenzando entonces el embarazo.

La palabra embarazo proviene del latín “Gravida” que significa gravidez.

El embarazo humano dura unas 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación, aproximadamente 9 meses. El primer trimestre es el momento de mayor riesgo de aborto espontáneo; el inicio del tercer trimestre se considera el punto de viabilidad del feto, es decir el momento a partir del cual puede sobrevivir fuera del útero.

Es muy importante que al decidir tener un bebé procuremos tener un buen estado de salud y buen estado nutricio (un buen porcentaje de grasa corporal), yo les recomendaría acudir con un ginecólogo, un licenciado en nutrición para evaluar las condiciones de salud y condiciones nutricias y, si no son las óptimas, preparar al paciente para que pueda tener un embarazo seguro y responsable.

Desgraciadamente en México tenemos los primeros lugares en obesidad en adultos y aún no dimensionamos que la obesidad es una enfermedad y esta enfermedad pone en riesgo la salud de la futura madre y al nuevo ser.

También debemos mencionar que un problema de infertilidad esta muy relacionado con el sobrepeso y la obesidad, muchas mujeres al solucionar el problema de sobrepeso y obesidad se vuelven mucho más fértiles.

El consumo de ácido fólico tanto de la futura madre como el futuro padre ayudará a mejorar la calidad del óvulo y el espermatozoide y contribuirán a que sea más probable que se presente la fecundación, y sin dejar de lado la dieta ya que es importante incluir alimentos de color verde cómo espinacas, acelgas, nopales, ejotes, lechuga, pimientos verdes ya que son ricos en ácido fólico.

Otra actividad que ayudará a los futuros padres es el ejercicio, es importante realizar ejercicio por lo menos 40 minutos 6 días a la semana para mejorar nuestra condición física.

¿Por qué es tan importante cuidar nuestra dieta, hacer ejercicio y tener un porcentaje de grasa adecuado antes de embarazarnos?

Es muy importante porque los futuros padres confieren una carga genética al bebé y el estado físico, la salud y los buenos hábitos de alimentación, así como el historial genético están reflejados en los genes y esto ayuda a conferir las características del futuro bebé que pueden ser positivas o negativas dependiendo del estado fisiológico de los padres en el momento de la concepción.

El tener obesidad o sobrepeso en el embarazo condiciona el presentar diabetes gestacional y preeclampsia, 2 enfermedades muy comunes y que han cobrado varias vidas de madres y bebés desgraciadamente, recordemos que el embarazo es un estadio muy peligroso por todos los cambios fisiológicos, hormonales, que conlleva.

Es un milagro nacer y es importante visualizarlo para entender esta fabulosa encomienda que tienen las madres, se podría decir que ponen en peligro su vida por el nacimiento de su hijo, por ello es muy importante llegar en las mejores condiciones físicas, mentales y sociales.

El pasado domingo 10 de mayo se celebró el “Día de las madres”, tuvimos un día poco usual por la pandemia que estamos atravesando, pero me gustaría enviar un cordial saludo y una felicitación a todas las madres y futuras madres e invitarlas a ser consientes y responsables de su cuerpo, su alimentación para poder disfrutar al máximo de su embarazo.

“Dar la vida es cuidar tu vida”.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Contacto:
Dirección: Calle Zapata 28, Tercer piso, Col. Centro, Chilpancingo, Gro. Teléfonos: 472-77-40 y 7471632348 . Facebook: Equilibraro consultorio de nutrición. 

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *