El Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT en México

Uriel Mena Flores es licenciado en Historia y tiene maestría en Ciencias: Territorio y Sustentabilidad Social por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro). Es integrante del Colectivo LGBTI+ Orgullo Guerrero, docente en la Universidad Latinoamericana México y se sumerge en temas de investigación relacionados con la disidencia sexual y de género.

Chilpancingo, Gro.

Las violencias que viven las personas LGBT en nuestro país, son una problemática social que requiere atención urgente por parte de las Instituciones Gubernamentales, no basta solo con discursos, ni con pintar las calles, edificios y logos con los colores de la bandera LGBT. Se requieren acciones concretas, como leyes y políticas públicas que beneficien a estas poblaciones.

Un ejemplo son los crímenes de odio que ocurren cotidianamente en Guerrero, así como en todo el territorio nacional, porque hasta el día de hoy ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno se ocupa de contabilizar esos casos y menos en investigar de manera clara y libre de prejuicios tales asesinatos, para disminuir la impunidad.

En este contexto, el 17 de mayo de 2019, la “Fundación Arcoíris por el respeto a la diversidad sexual A. C.” inició la construcción de un Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT, que en el caso de Guerrero, al día de hoy sólo una organización participa en tal esfuerzo, el Colectivo LGBTI+ Orgullo Guerrero. A un año de distancia, el pasado lunes 29 de junio, se presentó el primer informe de resultados. A continuación, comparto de forma textual el boletín de prensa que da cuenta de tal actividad para su necesaria lectura:

Nuestro país desde hace años ha sido señalado como el segundo más violento contra esta población. Desde distintas instancias internacionales se han hecho recomendaciones y señalamientos al gobierno mexicano para atender esta situación. Sin embargo, los crímenes de odio contra personas LGBT continúan en aumento. Los cuales pueden ser entendidos como una amenaza para quienes viven una orientación sexo-afectiva, identidad o expresión de género distinta a la cis-heteronorma y como una legitimación de la violencia contra estas personas. Una purga social basada en el prejuicio y el estigma que se declara aceptable al permanecer en la impunidad.

En respuesta, el Observatorio Nacional de crímenes de odio contra personas LGBT nace en 2019 con la participación de organizaciones locales en 10 Estados del país. Su objetivo es documentar casos de crímenes de odio contra personas LGBT, para contar con información sistematizada y desagregada, y visibilizar la impunidad que en estos casos enfrentan los asesinatos de personas LGBT, e impacto en sus familiares y amistades. Así mismo, se busca contribuir al cambio cultural a través del trabajo con los medios de comunicación e incidir en la atención y seguimiento de los casos, como en el impulso de políticas públicas que den respuesta a dicha problemática.

En la presentación del Informe 2020 que tuvo lugar el 29 de junio, hubo coincidencia entre presentadores, para apoyar este tipo de esfuerzos colectivos y continuar con el trabajo en alianza con sus instituciones. Natalia Lane, coordinadora del Centro de Apoyo a las Identidades Trans A.C. e integrante del Observatorio, destacó la cruda realidad que enfrentan las mujeres trans, incluso durante el episodio de COVID-19, quienes son las principales víctimas de estos crímenes; como de la necesidad de no olvidarnos de la población de lesbianas, hombres trans y personas bisexuales que suele permanecer invisibilizada.

Pedro Paradiso Sottile, director ejecutivo de ILGALAC, destacó aspectos humanos involucrados en la tragedia de los asesinatos e insistió en la necesidad de un esfuerzo conjunto de las distintas organizaciones LGBT a nivel nacional y regional para hacer avanzar la agenda de la defensa y protección de nuestros derechos humanos.

Víctor Madrigal Borloz, experto independiente sobre OSIG de las Naciones Unidas, reconoció la importancia de estas iniciativas para visibilizar y conocer la problemática de tal forma que se puedan encontrar alternativas de solución; desde su posición como Relator Independiente, aseguró que el contenido del informe ya está contemplado en su quehacer.

Sara Irene Herrerías, Fiscal Especializada en materia de Derechos Humanos, señaló algunos de los pasos que se han dado y aseguró el compromiso de la FGR para crear el registro de crímenes de odio y aplicar o crear los protocolos correspondientes para atender estos casos a nivel nacional. Igualmente, señaló la importancia de involucrar a otras entidades de Seguridad. Gloria Careaga, coordinadora general de Fundación Arcoíris, fungió como moderadora.

Aún se enfrenta la reticencia de algunos medios y autoridades locales para avanzar en nuestra tarea. Sabemos que el trabajo coordinado de las distintas organizaciones que formamos el Observatorio para el registro y monitoreo de los casos dará pasos importantes para alcanzar la justicia y erradicar este mal. Es por ello que el Observatorio ampliará su cobertura a cada uno de los estados del país para que, el próximo año, contemos con un informe puntual nacional.

Registro del Observatorio:

http://www.fundacionarcoiris.org.mx/agresiones/panel

Video de la presentación del Informe:

Contacto vía Facebook: Colectivo LGBTI+ Orgullo Guerrero.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *