Guerrero al límite de regresar al semáforo rojo: Astudillo

Ángel Galeana/Chilpancingo

El estado de Guerrero está en el límite de regresar al color rojo en el semáforo de riesgo, lo que significaría el cierre nuevamente de las actividades económicas y de recreo en la entidad.

Los indicadores de contagio se incrementaron drásticamente a partir de la reapertura que se dio el pasado 2 de julio, al grado de colocar en color rojo los rubros que habían bajado al anaranjado.

En la conferencia de este mediodía, el secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, informó que el estado aumentó 1.6 veces sus contagios durante la primera semana de apertura, que fue del 6 al 11 de julio.

Del 29 de junio al 5 de julio se registraron 854 contagios de coronavirus en todo el estado, y en la semana de reapertura hubo 1389, es decir, un aumento de 535 casos.

Otro comparativo presentado fue el incremento en Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo durante los primeros 10 días de junio, cuando inició la llamada nueva normalidad y que todavía había medidas de restricción, contra los primeros 10 días de julio, cuando se reiniciaron actividades una vez que Guerrero pasó al semáforo anaranjado.

En Acapulco: del 1 al 10 de junio hubo 572 contagios, y del 1 al 10 de julio hubo 1112, un aumento 1.9 veces.

En Chilpancingo: del 1 al 10 de junio hubo 72 contagios, y del 1 al 10 de julio fueron 78.

En Zihuatanejo: del 1 al 10 de junio hubo 8 casos, y del 1 al 10 de julio fueron 97, un incremento de 12.1 veces.

Estas cifras provocaron que los indicadores de contagio se colocaran nuevamente en rojo y que la calificación general de Guerrero subiera 2.6 después de llegar a 2.4.

Cabe recordar que antes de bajar al semáforo anaranjado, el estado tenia una calificación de 2.8

Carlos de la Peña subrayó que el estado tiene buen promedio en cuanto al número de camas disponibles, pero el problema es el incremento de contagios.

En su intervención, el gobernador Héctor Astutillo Flores calificó la situación de Guerrero al límite entre el semáforo rojo y el anaranjado, por lo que hizo un llamado a la ciudadania a seguir las medidas de prevención.

«Estamos al límite entre el semáforo naranja y el semaforo rojo, hemos tenido una serie de mejorías en la estabilización del uso de las camas (…) en lo que ko estamos teniendo cuidado es que el cintagio sigue, si el contagio se sigue incrementando, nuestra posibilidad de que estamos en semáforo naranja a semáforo rojo es una posibilidad muy amplia», comentó.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *