La buena nutrición es una herramienta para evitar el suicidio

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

_____________________________

El próximo 10 de septiembre del 2020 se celebrara en México y en todo el mundo el día internacional para la prevención del suicidio, sin duda un problema enorme de salud pública a nivel mundial y que desgraciadamente en nuestro país ha venido en aumento en los últimos años.

El suicidio se traduce en casi un millón de víctimas al año, además de unos costos económicos cifrados en miles de millones de dólares, según ha señalado la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las estimaciones realizadas indican que en 2020 las víctimas podrían ascender a 1,5 millones.

En México el suicidio es la cuarta causa de muerte en adultos. La tasa anual de suicidios consumados es del 5.7 por ciento. Según estadísticas de INEGI el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes mexicanos.

El suicidio es un problema multifactorial, pero, sin duda alguna, la nutrición es una pieza clave para poder evitar que se sigan presentando este tipo de problemáticas muy graves que afectan a un gran número de personas y, que con esta etapa que ahora estamos viviendo a causa de la pandemia del coronavirus covid-19, se han presentado cada vez más casos de ansiedad y depresión por el mismo confinamiento que ya lleva 6 meses.

Sin duda, ya también ha ocasionado estragos sobre la salud mental y, por el otro lado, tenemos la poca actividad física y el aumento de peso de las personas que están en confinamiento se vuelve un círculo vicioso y un escenario ideal para que se presenten más casos de suicidio en nuestro país. Una correcta alimentación, basada en la dieta mediterránea, puede ser clave para prevenir la depresión.

En un estudio reciente dirigido por el doctor Martínez González (miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo) ha revelado que la dieta mediterránea no sólo protege de las enfermedades cardiovasculares y de algunos tipos de cáncer, sino que, además, puede reducir el riesgo de depresión entre un 40% y un 50%. ¿Los alimentos clave en la prevención? Son: Frutas, cereales, legumbres, frutos secos, pescado y verduras.

Mientras que el consumo de ácidos grasos trans, la comida rápida y los productos de bollería industrial se asocian con un mayor riesgo de depresión, los ácidos grasos omega 3 (procedentes del pescado como salmón) y el de aceite de oliva, por ejemplo, muestra asociaciones inversas, influyendo en la estructura de las membranas de las células nerviosas y mejorando el funcionamiento de la serotonina, un neurotransmisor implicado en la depresión», explica el especialista de la Seedo.

Desgraciadamente, el tener bajos niveles de serotonina se asocia con problemas de depresión, sin embargo, la buena nutrición puede ser una herramienta eficaz para evitar el suicidio.

La serotonina es un neurotransmisor, estos son mensajeros químicos que estimulan o inhiben los estados emocionales, la respuesta al dolor y el ciclo del sueño. Transmiten la información entre las distintas zonas del cuerpo y el sistema nervioso (cerebro, médula espinal y nervios).

Dentro de nuestra dieta debemos de incluir alimentos ricos en triptófano, es un aminoácido precursor del neurotransmisor serotonina y lo ideal es poder consumir entre 1.000 a 1.500 mg/día de triptófano, también es importante que en nuestra dieta podamos incluir vitamina C, B1, B6, B9, B12, calcio y zinc.

Si incluimos estos alimentos ricos en triptófano podremos tener un factor protector para evitar caer en problemas de depresión o ansiedad que pueden a llevar a la población a suicidarse.

Mencionaremos algunas opciones de alimentos para combatir la depresión: Salmón, frutos secos núez, almendra, avellanas, plátano, aguacate, semillas de calabaza, pavo, y pollo. Recuerda que somos lo que comemos y el cuidado de la salud mental está muy ligado a la forma en la que nos alimentamos y nos nutrimos.

Es momento de ver a la ciencia de la nutrición como algo muy importante y aplicarlo en nuestra vida de una manera cotidiana y fácil, es por ello que mencionamos que la buena nutrición es una herramienta para evitar el suicidio, ponte en el lugar de la otra persona nunca sabes porque esta pasando.

Come sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *