Bloquea la UPOEG carretera federal, exige devolución de armas

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

La Policía Ciudadana de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) bloquea la carretera federal México-Acapulco, frente a la base de Buenavista de la Salud, municipio de Chilpancingo, para exigir que el Ejército les devuelva armas de las que fueron despojados sin motivo aparente esta tarde.

Fuentes oficiales, informaron que alrededor de las 13:00 horas agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Guardia Nacional y la Policía Estatal acudieron a la comunidad de Mazatlán, donde se reportó la presencia de hombres armados a bordo de dos camionetas; sin embargo, el convoy siguió su paso hasta la base de la UPOEG en Buenavista de la Salud.

Una vez ahí, los uniformados sometieron a los policías ciudadanos a quienes despojaron de armas y teléfonos celulares, de acuerdo con testimonios de integrantes de la UPOEG, quienes declararon que en los hechos también participaron agentes de la Policía Federal.

El reporte oficial indica que se decomisaron armas en poder de la UPOEG de uso exclusivo de las fuerzas armadas, entre ellas cuatro fusiles – R 15, uno tipo carabina M1, Bull master y AK 47, mejor conocido como “cuerno de chivo” –, una pistola calibre 9 milímetros; además de 7 cargadores y 370 cartuchos útiles.

Mientras que los policías ciudadanos identificaron las patrullas de 50003188 y 50003183 de la Sedena, cuyos agentes estaban a cargo del operativo.

Ante la acción de los militares, los integrantes de la UPOEG bloquearon de manera total el paso vehicular en la carretera para exigir que las autoridades les regresen sus armas pues con ellas se defienden de los constantes ataques de parte del grupo delincuencial “Los Ardillos”.

Informaron que representantes del gobierno estatal se comprometieron a establecer una mesa de diálogo este domingo, pero ellos se niegan a esperar pues cada minuto que transcurre en el que no cuentan con las armas para repeler un posible ataque, los coloca en una posición vulnerable.

Debido al cierre total de la circulación vial, el servicio de transporte público se suspendió, además varios automovilistas quedaron varados; mientras que pasajeros se vieron forzados a caminar en búsqueda de una vía alternativa para llegar a su destino. Hasta después de las 20:00 horas, el bloqueo continuaba.

El 2 de octubre pasado, la base de la UPOEG en Buenavista de la Salud fue atacada a balazos; el dirigente Bruno Plácido Valerio aseguró que “Los Ardillos” fueron los responsables, ya que buscan controlar el Valle del Ocotito para usarlo como trasiego de drogas.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *