Aplaza la UAGro 2 años interinato de Romero Olea; elecciones hasta 2023

Alina Navarrete Fernández/Chilpancingo, Gro.

El Consejo Universitario de la Universidad Autónoma Guerrero (UAGro) aprobó, por mayoría de votos, la suspensión inmediata del proceso electoral, para el cargo de Rector o Rectora por el periodo 2021-2025, y la continuación del interinato de José Alfredo Romero Olea por 2 años, ante la falta de condiciones para realizar los comicios debido a la pandemia.

Lo anterior, durante la Tercera Reunión de Trabajo en el marco de la Sesión Permanente, que se llevó a cabo de manera virtual y se transmitió en los canales oficiales de la UAGro. El acuerdo fue propuesto en un dictamen elaborado por la Comisión Especial Electoral y contó con 174 votos a favor, 5 en contra y 8 abstenciones.

En el dictamen se consideró el incremento de contagios de Covid-19 en Guerrero, que tuvieron como consecuencia el retroceso de la entidad del color verde al rojo del Semáforo Epidemiológico; así como las solicitudes que distintas expresiones políticas de la UAGro y aspirantes a la Rectoría enviaron al Consejo Universitario para que se pospusiera el proceso electoral, bajo el argumento de que éste debe desarrollarse cuando pueda ser presencial.

De acuerdo con el dictamen, la suspensión del proceso electoral es “hasta que el Honorable Consejo Universitario determine que existen condiciones necesarias y pertinentes para su reanudación.”

Mientras que el interinato de Romero Olea continuará por el periodo del 27 de septiembre del 2021 al 27 de septiembre del 2023, “tiempo razonable para que el Honorable Consejo Universitario pondere la factibilidad de la reanudación del proceso electoral, con base a los estudios técnicos y científicos que al efecto le presenten las instancias de salud y de gobierno a la Institución Universitaria, respecto a la pandemia” y su impacto en la UAGro.

En su intervención, previo a la votación, Romero Olea expuso que se debía considerar que los próximos meses “son cruciales para el desarrollo futuro de la Universidad”, tomando en cuenta la implementación de la Ley General de Educación Superior a nivel federal y que la gobernadora electa, Evelyn Salgado Pineda, tomará el mando del gobierno estatal en octubre próximo.

Señaló que la llegada de Evelyn Salgado da pie a la elaboración de un Plan Estatal de Desarrollo, por lo que “tenemos que elaborar documentos trascendentales y prioritarios en materia de educación superior”, como lo son la Ley de Educación Superior del Estado de Guerrero y el Programa Estatal de Educación Superior.

“Estamos seguros que con el próximo gobierno entrante se consolidará la enseñanza estratégica de la Universidad, Gobierno y Sociedad, lo cual pasa por asumir de manera institucional un esquema de responsabilidad, compromisos y metas congruentes y concurrentes, en beneficio de nuestra población y sociedad y de México”, expresó.

Añadió que “los próximos meses son una oportunidad única e irrepetible para forjar una nueva visión de la Universidad”, pues se debe “aprovechar” la planta académica consolidada que puede contribuir a la creación de una alianza entre las autoridades estatales y la sociedad.

Puntualizó que “el rectorado interino juega un papel que vaya más allá de atender solamente el proceso de elección del próximo Rector o Rectora, se tendrá la responsabilidad de liderar la transición de la Universidad hacia la nueva normalidad, aprovechando la oportunidad que el escenario de un nuevo gobierno en Guerrero ofrece.”

Ante este panorama, Romero Olea consideró que es necesario que se lleve a cabo el VI Congreso General Universitario, para reformar las leyes de la máxima casa de estudios y adecuarlas al contexto histórico social que enfrentan el estado y el país.

Durante las rondas de participación, varios consejeros coincidieron con Romero Olea, en el sentido de que es necesario que se convoque al VI Congreso General Universitario, pues el V se realizó en octubre del 2015, por lo que se deben adecuar las leyes de la UAGro a la actualidad.

Cabe recordar que en el V Congreso General Universitario se modificaron las leyes universitarias, que posteriormente fueron avaladas por el Congreso del estado, teniendo como uno de sus principales puntos la reelección del ex rector Javier Saldaña Almazán, quien buscaba ser candidato en el actual proceso electoral pese a haber cumplido ya con el periodo de reelección.

La consejera Arely Almazán Adame, esposa de Javier Saldaña, dijo que “es muy importante hacer este ejercicio democrático” que se concreta en el Congreso General Universitario y si bien el VI requiere de tiempo para organizarse, además de una gestión, también necesita del interés de toda la comunidad universitaria para generar “el arraigo” y “la pertinencia” de esos documentos que le dan fuerza a la UAGro.

No obstante, el consejero Pedro Vidal Tello Almaguer se pronunció en contra del dictamen de la Comisión Especial Electoral y criticó que el tema se desviara hacia el VI Congreso General Universitario, pues éste requiere de un diálogo que no existe entre los universitarios e incluso hay reglamentos, como el del Consejo de Posgrados, que no se han implementado desde su aprobación.

Reprochó que el dictamen no se haya presentado con tiempo para que los consejeros tuvieran oportunidad de discutir el tema con los universitarios que representan y también la falta de atención de parte de Romero Olea, como rector interino. Por estas circunstancias, Pedro Vidal Tello se manifestó a favor de los acuerdos, pero no de los tiempos marcados por la comisión.

Cabe destacar que, en el actual proceso electoral, el Frente por la Reforma Democrática de la Universidad Autónoma de Guerrero (Fredeuag), que es la corriente internar más fuerte dentro de la Universidad, había decidió lanzar una candidatura única a la Rectoría, sin embargo, los aspirantes Javier Saldaña Almazán, Efrén Arellano Cisneros y José Legorreta Soberanis, no lograron un acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *