Venta de niñas en la Montaña no es la regla; en las comunidades hay moral, responde AMLO

Ángel Galeana/Chilpancingo

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que la venta de niñas y mujeres en la región de la Montaña sea una regla entre los pueblos originarios, y criticó que la realidad se ha desvirtuado por las “campañas de quienes no conocen las comunidades ni conocen de las culturas de los pueblos”. Durante su intervención en la reunión del gabinete federal en Chilpancingo para echar a andar el «plan de apoyo a Guerrero», el presidente rechazó que su visita en la región de la Montaña haya tenido la intención de revisar el tema de la venta de niñas.

Alzando la voz y contrario a la postura de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, el Presidente aseguró que en las comunidades hay muchos valores morales y espirituales, y aunque reconoció que se pueden dar casos de venta de niñas, afirmó que es una excepción a la regla.

“Eso no es la regla, en las comunidades hay muchos valores culturales, morales espirituales, eso puede ser la excepción, pero no es la regla, ¿qué acaso la prostitución nada más está con los pobres? Toda una campaña en ese sentido”, indicó.

Señaló que lo que ocurre en la Montaña, respecto a la venta de mujeres para ser obligadas matrimonios, “no es motivo para cuestionar a nadie”, sino que “es muy enajenante el manejo de la información, o, mejor dicho, la información que se transmite para distorsionar, para deformar las cosas; entonces, en la Montaña, y en todo Guerrero y en todo México hay una gran reserva de valores en el México profundo para regenerar la vida pública”.

El presidente acudió a la región de la Montaña dos semanas después del caso de Angélica, la menor de 15 años que fue encarcelada por la policía comunitaria en el municipio de Cochoapa por escapar de su suegro, quien la violó en reiteradas ocasiones exigiendo un derecho que decía tener por haber pagado 120 mil pesos para que se casara con su hijo, quien emigró a Estados Unidos tras el matrimonio.

El caso trascendió a nivel nacional, pues además de Angélica, fueron encarceladas sus tres hermanas menores y su abuela hasta que el padre regresara el dinero, pero al doble, de lo que el suegro había dado para la realización de la boda. Además, la mamá de Angélica, fue golpeada por policías comunitarios provocándole un aborto de trillizos.

En lo que va de su administración, la gobernadora Evelyn Salgado ha señalado en diversas ocasiones que no permitirá que se siga realizando la venta de niñas en la Montaña bajo el argumento de usos y costumbres, incluso, anunció la implementación de una campaña en la región con varias secretarías del Gobierno del estado para frenar la incidencia de casos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *