Llegarán 600 federales a Chilpancingo para combatir delitos.


Por: Ángel Galeana.

27-Marzo-2019. Chilpancingo. Mañana se desplegarán  600 efectivos de fuerzas federales en Chilpancingo, municipio que se encuentra dentro de las 17 zonas prioritarias de seguridad en el país, establecidas por el gobierno federal.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto seis ayuntamientos fueron catalogados entre los 50 más peligrosos del territorio mexicano, lo que motivó la aplicación de  diferentes operativos que no funcionaron, pues los delitos aumentaron.

De acuerdo con una invitación a medios de comunicación enviada por el gobierno del estado, la ceremonia del establecimiento de la zona prioritaria se llevará a cabo a las 10 de la mañana en las instalaciones del 50 Batallón de Infantería de la 35 Zona Militar.

El acto estará presidido por el gobernador  Héctor Astudillo Flores, y acudirán autoridades integrantes de la Coordinación Estatal para la Coordinación de la Paz.

La zona prioritaria con sede en Chilpancingo incluye a los municipios de Leonardo Bravo, Eduardo Neri y General Heliodoro Castillo, en los cuales se registran la mayor cantidad de hechos delictivos en la zona centro de la entidad. Además, entre ellos se encuentran zonas de sembradíos de amapola, y la presencia de civiles armados autodenominados policías comunitarios.

De acuerdo con la lista de las 17 ciudades prioritarias en materia de seguridad delimitadas por el gobierno federal, en Guerrero se incluyen Chilpancingo y Acapulco, por lo que se espera que la entidad arriben un total de mil 200 efectivos federales que tendrán como objetivo disminuir los hechos delictivos, pues cada zona prioritaria tendrá el despliegue de 600 uniformados.

La estrategia fue presentada el pasado 6 de febrero por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, quien dio a conocer las 17 zonas prioritarias del país.

Las ciudades son: Tijuana, Ciudad Juárez, Manzanillo, Ecatepec, Salamanca, Irapuato, Uriangato, Celaya, Acapulco, Chilpancingo, Tlajomulco, Guadalajara, Monterrey, Benito Juárez, Culiacán, Reynosa, y Nuevo Laredo.

En agosto del 2016, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se  estableció una estrategia en los 50 municipios más peligrosos de México, entre los que se incluía a Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo, Chilapa, Coyuca de Benítez, e Iguala.

Un análisis realizado por el portal  Sin Embargo reveló que entre 2016 y 2017 hubo un aumento del 19 por ciento de homicidios dolosos ocurridos en esos 50 municipios.  

En el caso de Guerrero solo en dos de los seis municipios seleccionados disminuyó el delito.

Acapulco tuvo una disminución del 9.15 por ciento al pasar de 918 asesinatos en 2016 a 834 en 2017. En Iguala el delito disminuyó en un 15.82 por ciento, al registrar 139 homicidios en 2016 y 117 en 2017.

En caso contrario, Chilpancingo tuvo un aumento del 11.11 por ciento al pasar de 234 homicidios en 2016 a 260 en 2017; en Zihuatanejo aumentó 33.33 por ciento, al registrar 96 asesinatos en 2016 contra 128 en 2017.

Coyuca de Benítez tuvo un alza de 19.27 por ciento al pasar de 83 asesinatos a 99 casos. El caso de aumento más grave se registró en Chilapa, en donde en 2016 se cometieron 85 asesinatos, pero en 2017 aumentó en 108.23 por ciento cuando se registraron 177 homicidios dolosos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email