Por caso LeBarón, diputados de oposición arremeten contra AMLO


Carlos Navarrete Romero

Chilpancingo, Gro. 07-Noviembre-2019

La masacre del pasado 4 de noviembre en Bavispe, Sonora, en la que murieron nueve integrantes de la familia mormona LeBarón, motivó hoy un intenso debate en el Congreso local: diputados del PRI, PRD y PAN descalificaron la estrategia de seguridad del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador; mientras que los de Morena insistieron en que la crisis de violencia que enfrenta el país es culpa de gobiernos anteriores.

El coordinador parlamentario del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, fue quien llevó el tema a tribuna, donde afirmó que el ataque a la familia LeBarón es un ejemplo “dramático de las tragedias” que ocurren el México.

Refirió que lo ocurrido en Sonora no es aislado, pues le preceden los hechos de Aguililla, Michoacán, donde fueron asesinados 14 policías; y de Tepochica, en Iguala, donde 14 presuntos delincuentes perdieron la vida, lo mismo que un militar durante un enfrentamiento.

“El dolor de la masacre de Bavispe, nos debe dar el impulso para retomar la estrategia que presentó el gobierno federal. Y reconocer que, una política pública no funciona sin voluntad política pero sobre todo, recursos presupuestales, planeación estratégica y operativa”.

Recordó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, no se asignaron recursos al Programa Nacional de Prevención del Delito y en el proyecto de Presupuesto 2020 desaparece; además dijo que este año redujo el Programa para el Fortalecimiento de la Seguridad (Fortaseg) en un 20 por ciento.

“El presidente Andrés Manuel López Obrador ya lo ha expresado: no se combate la violencia con más violencia, pero está visto, el discurso de “abrazos, no balazos” carece de efectividad y es motivo de sorna en el extranjero”.

En respuesta, el vicecoordinador parlamentario de Morena, Arturo Martínez Núñez, expresó que lo ocurrido en Sonora es un hecho que consterna a todo el país y no puede pasar desapercibido.

“Sin embargo, existe una parte del discurso público, que irresponsablemente se articula desde una perspectiva simuladamente catastrofista que instiga, más que a la búsqueda de soluciones y alternativas viables, a la desestabilización política y la confrontación social entre las y los mexicanos”.

El morenista explicó que el asesinato de los miembros de la familia LeBarón, no ocurre como un acontecimiento aislado característico de la delincuencia común, “pues se encuentra íntimamente vinculado a un contexto de violencia regional nacido por lo menos en las últimas dos décadas”.

“Como se ha hecho público, la comunidad de la familia LeBarón ha sido víctima de un escenario de violencia desde el año 2009, precisamente en medio de un período de gobierno que declaró la guerra al narcotráfico y que, como es sabidos por todas y todos los mexicanos, costó la vida de miles de personas, víctimas de una estrategia tan fallida como inútil”.

En tanto, la diputada del PAN, Guadalupe González Suástegui, subió a tribuna para advertir que de no disminuir los índices de violencia, el gobierno de López Obrador podría sumar más muertos que las administraciones de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón juntas.  

Afirmó que la actual administración federal le está fallando a los mexicanos, pues asumió el compromiso de que la situación mejoraría desde el 1 de diciembre, día en que entró en funciones el presidente.

Tras más de una hora de discusión por ese tema, el priista Omar Jalil Flores Majul cerró las intervenciones, afirmando que el debate que se sostuvo era “vergonzoso”, en alusión a una intervención de la diputada de Morena, Norma Otilia Hernández Martínez, quien en tribuna mencionó diferentes hechos violentos que acontecieron en otras administraciones.

“Hay una crisis estructural en el sistema de seguridad nacional, Se requiere, y lo digo con responsabilidad, un pacto nacional que no incluya la simulación y la demagogia, que impere la aplicación irrestricta de la ley e incluya la participación ciudadana, porque es un problema de todas y de todos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email