«Cultivar, nutrir, preservar. Juntos”

José Isaid León Rodríguez es licenciado de nutrición y ciencia de los alimentos con maestría en ciencias de la educación. Se ha desempeñado como asesor nutricional del equipo de tercera división profesional Los Avispones de Chilpancingo. Ha sido conferencista a nivel nacional e internacional en temas de nutrición en la infancia y adolescencia, y coordinador del consultorio de nutrición Equilibrato. Nutriólogo capacitador del personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, y docente en la Universidad Autónoma de Guadalajara en el área de nutrición del deporte.

__________________________

El día 16 de Octubre se celebra a nivel mundial el “Día Mundial de la Alimentación” el cual es organizado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) desde 1979, con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo.

El lema de este año 2020 es “cultivar, nutrir, preservar. Juntos” con el cual se pretende realizar un llamado mundial a la solidaridad para conseguir que los alimentos saludables lleguen a todos los rincones del planeta, especialmente a los lugares más desfavorecidos y que han resultado más dañados por la crisis del Covid-19.

También con el lema de este año se quiere hacer un homenaje a los héroes de la alimentación de todo el mundo que plantan, cultivan, pescan o transportan los alimentos que llegan a nuestra mesa y que hacen una labor titánica, incluso en medio de esta pandemia. Recordemos que son actividades que son indispensables para poder mantener nuestra sociedad y que no colapse.

Sin embargo, es necesario exigir una alimentación más sana, según los datos de la misma FAO, se estima que en el mundo 672 millones de adultos y 124 millones de menores son obesos y 40 millones de niños menores de 5 años tienen sobre peso.

Esto es consecuencia, principalmente, debido a un cambio en la dieta de las personas, sobre todo de aquellas que residen en las ciudades grandes. Un estudio de la FAO demuestra que en los últimos años la comida rápida ha desplazado en gran medida a la comida del hogar y no sólo eso, también ha sustituido ingredientes importantes como frutas y verduras por harina refinada, azúcar refinada, grasas saturadas y sal. Esta realidad sumada al sedentarismo ha ocasionado que la mala alimentación sea una de las principales causas de muerte y discapacidad en la actualidad.

Además, debemos de considerar que el problema de llevar una mala dieta no solo afecta nuestra salud, también ha traído consecuencias al medio ambiente. A lo largo de la historia el hombre se ha alimentado de 6000 plantas aproximadamente, pero el cambio de hábitos alimenticios sumado a la prioridad que tienen los cereales en el mercado actual, ha reducido la biodiversidad de plantas logrando que solo 9 tipos de cereales representen el 66% de la producción total de cultivos en todo el planeta, al globalizar la dieta le hemos quitado variedad a la misma y esto es un problema que se refleja en estos 2 aspectos mencionados.

¿Qué podemos hacer para llevar una alimentación sana? Un factor importante es mejorar la cálidad de nuestra materia prima, es decir cuidar que los alimentos que cultivamos sean libres de agroquímicos y pesticidas, procurar tener sistemas de producción de alimentos más limpios, por ejemplo evitar que los animales que utilizamos en cría intensiva o la ganadería no sean adicionados con hormonas artificiales para crecer o utilizar alimentos para que puedan ganar más peso, necesitamos respetar los procesos de crecimeinto y desarrollo del animal y no abusar del consumo de este tipo de animales como ganado vacuno, pollo etc.

Buscar proteínas nativas de la región y alimentos regionales nos dará ese plus, nos brindará los nutrimentos necesarios y evitará la llamada globalización alimentaria que ha originado que todo el mundo coma de la misma manera, y vaya que hemos estado comiendo “comida procesada”, que sin duda en nuestro país se ha reflejado en las estadísticas tan grandes que tenemos de obesidad, diabetes tipo II y una lista grande de varias enfermedades crónico degenerativas que cada vez se presentan a más temprara edad.

Tenemos que apostar a las comidas hechas en casa y ayudar a los productores locales a seguir generando verduras, frutas, alimentos de traspatio limpios, sobre todo también sacarle provecho a los alimentos que tenemos cerca de nuestro entorno y complementar con algunos otros de diferentes regiones nos podrán dar un equilibrio en nuestra dieta.

Celebremos este día mundial de la alimentación siendo más consientes de que necesitamos mejorar nuestra seguridad alimentaria y pensando que algún día podramos desarrollar un sistema que realmente logre para todo el mundo una alimentación sana y genere un mundo con hambre cero, donde todos los seres humanos tengan acceso a un alimento y que sea saludable.

Recuerda comer sanamente, come Equilibrato, hasta pronto.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *