Diputados del PRI, PRD y Morena se reparten culpas sobre daños y atención al sismo

Ángel Galeana/Chilpancingo

Durante casi 2 horas, diputados del PRI, PRD y Morena se dedicaron a echar culpas sobre la actuación de los gobiernos en la atención a damnificados del sismo, principalmente sobre la aplicación de recursos que anteriormente se obtenían del extinto Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y que con el actual Gobierno federal cambiaron los lineamientos bajo el argumento de combate a la corrupción y atención directa a los afectados.

La discusión ocurrió en dos momentos: el primero, en la aprobación de un acuerdo de urgente y obvia resolución en el que los diputados exhortaron al gobernador Héctor Astudillo Flores a que presente un informe al Congreso local de las acciones que su gobierno ha realizado, en términos de la Ley de Protección Civil, para la atención de personas que sufrieron daños por el sismo del pasado martes, y que solicite a la Coordinación Nacional de Protección Civil que emita la declaratoria de emergencia en los municipios afectados considerando que los daños rebasan la capacidad financiera y operativa del estado.

El segundo momento fue en las participaciones, en donde diputados de los 3 partidos se enfrascaron en una serie de posicionamientos para atacar o defender al gobierno federal y su decisión de eliminar el Fonden.

El exhorto

La fracción del PRD propuso exhortar al gobernador Astudillo Flores para que remitiera de manera inmediata una solicitud al Centro Nacional de Prevención de Desastres la declaratoria de desastre de los municipios afectados por el sismo, y en caso de haberlo hecho, informar al Congreso qué comunidades y municipios se contemplan en la solicitud; además; que se exhortara al Centro de Prevención de Desastres que de haber recibido la solicitud del Gobierno de Guerrero iniciara de manera inmediata los trabajos de corroboración de daños para que se liberen los recursos y atender la emergencia.

El diputado de Morena, Antonio Helguera Jiménez propuso modificar el acuerdo eliminando al Centro Nacional de Prevención de Desastres, dado que es un ente no facultado, y que fuera directo a la Coordinación Nacional de Protección Civil, dependiente de la Secretaría de Gobernación. Al someterse a una primera votación, el acuerdo quedó empatado con 22 votos en contra y 22 a favor, pero tras un receso de 5 minutos las bancadas del PRI y PRD cedieron y votaron a favor, aprobando el acuerdo por unanimidad.

Las discusiones

El exhorto abrió la puerta a los posicionamientos de diputados en torno a la aplicación de los recursos para la atención de emergencias. El diputado de Morena, Jacinto González Varona, dijo que es urgente aliviar el dolor y el daño del pueblo por los daños, pero es responsabilidad de los diputados velar porque se haga con responsabilidad y eficiencia y no se convierta en saqueo al erario público. “Las desgracias por desastres no deben llenar los bolsillos de los oportunistas, ser el último botín de quienes entregarán cargos”.

Por el PRI, la diputada Julieta Fernández argumentó que no existe el Fonden ni un instrumento con reglas de operación claras para la atención de emergencias. Acusó que el presidente Andrés Manuel López Obrador aún no ha declaro cuántos recursos destinará a Guerrero, por lo que argumentó que con el exhorto ayudan al gobernador Héctor Astudillo a que pida ayuda.

Por el PRD, el diputado Ociel García acusó que con la desaparición del Fonden, los gobernadores y los alcaldes no tienen certidumbre de cómo operarán los recursos, por lo que dijo que todos los ciudadanos afectados por el temblor viven en zozobra. “No se puede pensar con antelación que es un botín político, eso es parte de un circo mediático”, respondió en referencia a la crítica del diputado Jacinto González.

En segunda intervención, González Varona respondió que la población no vive en zozobra puesto que hay lineamientos establecidos desde el 13 de agosto en los que se fija el procedimiento para la atención de emergencias.

La diputada de Morena, Beatriz Mojica Morga, dijo que el Fonden tiene un origen que eran una bolsa de corrupción que sufrieron los guerrerenses, ejemplificando el fraccionamiento El Mirador, en Chilpancingo, que se construyó para damnificados de los ciclones Ingrid y Manuel con diversas deficiencias. También hizo un llamado al gobierno el estado a que informe sobre el seguro de desastres que contrata cada año, del que podrían cubrir ciertos daños.

A la discusión entró coordinador de los diputados del PRI, Héctor Apreza Patrón, quien calificó como reprobable lucrar con la desgracia humana, y criticó que algunos diputados hablan de procesos de corrupción sin presentar pruebas, en referencia al diputado Jacinto González, aunque no lo mencionó, y a quien invitó a que recorra los poblados de Acapulco para que verifique si hay zozobra, o no, de los ciudadanos que tienen casas dañadas y están en edificios a punto de caer.

En el último punto de la sesión intervinieron los diputados, Joaquín Badillo de Morena y Gabriela Bernal del PRI, nuevamente para hacer énfasis en los daños provocados por el sismo y las críticas a la desaparición del Fonden.

Durante una hora y 10 minutos, 10 diputados de Morena, PRI y PRD volvieron a repartir culpas entre gobiernos sobre quién es el responsable de los daños que causó el terremoto, si “los anteriores gobiernos” que no atacaron la pobreza y crearon infraestructura deficiente, o el gobierno federal que, con la eliminación del Fonden y la dispersión inmediata de los recursos, se dejó de atender a la población damnificada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *